El Ayuntamiento alegará para abrir las casetas de los bares

A la vista de sus motivos a favor de la Feria de Día, la jueza resolverá

J. C. F. -G.| SANTANDER

La jueza de lo Contencioso Administrativo número 1 de Santander ha concedido al Ayuntamiento hasta el próximo lunes para que presente alegaciones y se pronuncie sobre la petición de la Asociación Pombo Cañadío de impedir que se inauguren las casetas de los bares de la denominada Feria de Día, distribuidas por Santander. Una vez que la jueza estudie las alegaciones presentadas, resolverá al respecto. El Ayuntamiento presentará las oportunas alegaciones, explicó ayer el alcalde, Íñigo de la Serna. La citada asociación se queja de que los bares provisionales para las fiestas (casetas) causarán muchos problemas a los vecinos y además que su instalación contraviene las propias normas municipales sobre instalaciones efímeras en fiestas locales, puesto que Santiago no es patrón de Santander, sino sólo las fiestas de verano. Pero las normas municipales hablan de ferias y fiestas locales, y la de Santiago lo es de Santander. Esta será una de las alegaciones que presente por el Ayuntamiento. Otra será que las casetas están absolutamente controladas en cuanto a la música que emiten y la limpieza de la zona, gracias a las estrictas bases de la convocatoria para la instalación de las casetas. La música sólo está permitida entre las 13.00 y la 16.00 horas y entre las 20.00 y la medianoche. En las casetas individuales no se podrá superar la potencia de 50 W y en las zonas con varias se instalará un único equipo común que no podrá superar los 30 watios.

El alcalde, Íñigo de la Serna, afirmó ayer que hay «mucho consenso» en la «oportunidad» que supone la Feria de Día para la ciudad. «Estoy seguro que muchos vecinos del entorno de Pombo y Cañadío estarán deseando disfrutar de la Semana Grande», acabó.