'Bien de Interés Cultural' para el fuerte del Rastrillar

Así se lo ha pedido en un escrito la Asociación de Amigos del Patrimonio de Laredo al Ayuntamiento para que puedan dar los pasos necesarios

RAFAEL SÁNCHEZ |Laredo
Panorámica de parte de los edificios recuperados del fuerte en el monte 'La Atalaya'./ Rafael Sánchez/
Panorámica de parte de los edificios recuperados del fuerte en el monte 'La Atalaya'./ Rafael Sánchez

La petición la adoptaron los mentores de la Asociación tras una reciente visita al lugar donde, el historiador Rafael Palacio Ramos, experto en instalaciones militares antiguas, desarrolló, a lo largo del paseo, una interesante conferencia sobre el fuerte y la importancia definitiva que tuvo, junto a los fuertes de Santoña, en la última batalla y expulsión de los franceses en 1814. En el sitio del fuerte cayó, entre otros, el brigadier Diego del Barco, enterrado en la iglesia de Sta. María de la Asunción, a los pies del Retablo de la Virgen de Belén (sucesos de notable valor histórico).

Los 'Amigos del Patrimonio' entienden que aún en la situación actual del conjunto, puede organizarse por la Corporación un 'Centro de Interpretación' y, aprovecharse el pabellón grande, reconstruido, para habilitar una sala de exposiciones. En ese sentido, el colectivo se ofrece a organizar una exposición sobre los "Puertos de Laredo" con paneles informativos, fotografías, planos y textos que recojan su historia.

También sugieren que, en esta sala, podían darse conferencias sobre la historia de los puertos de la villa y el valor histórico del Fuerte del Rastrillar. Todo ello informaría a los visitantes que suben a contemplar las obras del nuevo puerto, estimaron.

Bar

Considera la Asociación que para poner en valor el recinto del 'Fuerte' y dar un sentido a los edificios reconstruidos, con un fin cultural, no se exigen inversiones de importancia. "Se trata de poner en uso lo ya existente. La atención a estas instalaciones aportaría unos puestos de trabajo a las personas necesarias".

Insiste el colectivo laredano en señalar que esta es la mejor actividad que puede darse a las instalaciones, evitando cualquier otra que perturbe el recinto y dañe el carácter histórico artístico del patrimonio existente, "que todos debemos no solo conservar sino potenciar con actividades culturales de grupos de teatro, música popular, festejos y otros".

Con respecto a la propuesta municipal de la instalación de un bar en uno de los pabellones, los 'Amigos del Patrimonio' consideran que ésta no debería ser la única aportación que preocupe a la Corporación. Creemos -dicen- que tiene sentido como un complemento que dé servicio a los visitantes y asistentes a las actividades indicadas. "Si el bar va a ser la única actividad que exista en el recinto del Fuerte del Rastrillar, será un elemento nada respetuoso con ese conjunto y una pobre aportación a tan valioso lugar", concluyeron.