El mallorquín Pedro Palou se impuso en el XLV Circuito de Escalante

La prueba batió su récord de participación con 116 corredores y rindió un emotivo homenaje a Rafael Sisniega, fallecido hace cincuenta años

REDACCIÓNSANTANDER
Palou, con el brazo en al alto, celebra su victoria en el momento de cruzar la línea de meta. / SANE/
Palou, con el brazo en al alto, celebra su victoria en el momento de cruzar la línea de meta. / SANE

El corredor mallorquín del Azysa Pedro Palou se proclamó ganador del XLV Circuito de Escalante, para élite y sub 23, disputado ayer sobre una distancia de 110 kilómetros.

La veterana prueba batió su récord de participación con 116 corredores, a pesar de su coincidencia con otras carreras en el País Vasco. Precisamente la comunidad vecina, junto con Asturias, Navarra, Castilla y León y, por supuesto, Cantabria, aportó gran parte de los ciclistas.

Las características del recorrido, con cuatro vueltas a un primer circuito, y tres a un segundo más exigente, con los altos del Alvareo y San Mamés, propició los ataques y las alternativas durante toda la carrera. Al final, un numeroso grupo de participantes llegó al último tramo con la intención de disputar el triunfo al sprint, en el que se impuso finalmente Palau, seguido, con el mismo tiempo, por el chileno Carlos Oyarzun (Supermercados Froiz) y, a un segundo, el holandés Pol Nabben (Diputación de León). Palau, que pasó mucho tiempo escapado, se llevó también las metas volantes, mientras que Oyarzun se adjudicó la montaña. Por equipos, el Azysa, de Navarra, fue el vencedor.

Por otra parte, los organizadores tuvieron un recuerdo para Rafael Sisniega, cuando se cumplen cincuenta años de su fallecimiento. Con este motivo, se rindió un homenaje a sus compañeros en el equipo Anís Piquío en 1959: Víctor Díez, de Arredondo; Eusebio Santisteban, de Gibaja; José Luis Arce, de Ampuero; Lorenzo Ruiz, de Laredo, y Ángel Negrete, de Colindres. El alcalde de Escalante, Pedro Jado, les hizo entrega de una placa conmemorativa, detalle al que ellos respondieron con la donación del trofeo que ganaron en 1959, en el primer Memorial Rafael Sisniega.

Fotos

Vídeos