Los ojos de España están en Santander

La capital cántabra acoge desde hoy a los mejores especialistas en oftalmología del país, en un congreso que reunirá a 2.000 personas

MARIANA CORESSANTANDER
Fernando Martínez, en el Palacio de Exposiciones. / ROBERTO RUIZ/
Fernando Martínez, en el Palacio de Exposiciones. / ROBERTO RUIZ

Los mejores especialistas en oftalmología de España se dan cita, a partir de hoy y hasta el próximo sábado, en Santander, para exponer y debatir los últimos avances médicos, científicos y de investigación que afectan al mundo de la vista.

El Palacio de Exposiciones y el de Deportes acogen el 85 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Oftalmología (SEO), en el que se dan cita 2.000 oftalmólogos.

El presidente del comité organizador y jefe de Oftalmología del Hospital Marqués de Valdecilla, Fernando Martínez, explicó a este periódico que se trata de uno de los encuentros «más importantes» en este terreno.

Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE), el glaucoma, la cirugía de las cataratas o la retina serán algunos de los temas que se tratarán durantes estos días a través de 83 comunicaciones libres, 21 comunicaciones de investigación, 52 comunicaciones en video, 150 comunicaciones en panel, además de 30 cursos, 14 reuniones satélite y 22 simposios. Pero la parte oficial se divide en una ponencia, una mesa redonda y una comunicación solicitada. Todo ello tendrá lugar en el Palacio de Deportes.

En cada jornada, explicó Martínez, «se impartirán tres o cuatro materias diferentes (el Palacio de Exposiciones estará dividido en ocho salas)», con lo que los congresistas podrán optar por la temática que más les interese.

El presidente del comité organizador indicó que uno de los temas más interesantes será el transplante corneal. Hasta ahora se utilizaba la técnica perforante, que ha sido sustituida por la lameral (sólo se levanta parte de la cornea), «con lo que la recuperación del paciente es mucho más rápida y se minimizan los riesgos».

Lo mismo sucede con las cataratas. Actualmente, éstas son intervenidas a través de la cirugía por ultrasonidos, por lo que el paciente, en la mayoría de los casos, no es ingresado e incluso sale de la consulta con el ojo destapado.

Martínez destacó cómo los avances de los que se hablarán han supuesto «una mejoría para la calidad de vida de los pacientes».