La Ley de Dependencia generó el año pasado el 67% del empleo femenino en la región

Esta crisis es atípica, ya que no supone un regreso de la mujer al hogar

V. S.SANTANDER

Gran parte de la culpa de que Cantabria tenga la mejor tasa de ocupación femenina del país la tiene la Ley de Dependencia «más desarrollada aquí», que generó el año pasado «más del 67% del empleo femenino de la región». Así lo puso ayer de manifiesto María Jesús Cedrún, secretaria general de UGT de Cantabria, al abrir la primera Escuela de Negociadores en Igualdad de UGT, una iniciativa en la que se analizará cómo ha avanzado la negociación colectiva en cuestiones de género.

Aunque los datos ofrecidos por Elisa García, la responsable nacional del departamento de la Mujer de UGT, revelan precisamente que no se ha adelantado mucho: apenas un 10% de las empresas españolas, con una plantilla mínima de 250 trabajadores han implantado los planes de igualdad a los que obliga la actual normativa. Es decir, que no se han producido grandes adelantos, lo que ha obligado a la Inspección de Trabajo a tomar cartas en el asunto.

En Cantabria, de hecho, ninguna empresa ha implantado un plan de igualdad, aunque García recordó que uno de los que se toma como ejemplo para toda España, el de Equipos Nucleares, (ENSA), que ahora se ha trasladado a la multinacional Danone se negoció aquí, donde nuestro sindicato es mayoritario y realizó un gran trabajo».

Una crisis «distinta»

Elisa García también llamó ayer la atención sobre el hecho de que esta crisis económica está siendo muy distinta a otras anteriores porque no está implicando que la mujer abandone el mercado laboral para regresar a casa y dejar paso libre para que un hombre ocupe su puesto.

«Hoy el salario de la mujer no es una simple ayuda a la familia. En muchos casos, es la única fuente de ingresos», explicó la experta de UGT. A su juicio, hay un campo abierto para que los hombres se introduzcan en los sectores hasta ahora llamados feminizados y se refirió expresamente al yacimiento de empleo que ha creado la Ley de la Dependencia. «Ahora está ocupado por mano de obra femenina, pero ahora que otros sectores masculinizados están en una profunda crisis», es probable que la tendencia cambie. En su opinión, cuando los hombres entren en los sectores feminizados «se conseguirán mejores condiciones y más derechos laborales».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos