El colectivo 'Queremos galego' reúne en Santiago a miles de manifestantes

Los manifestantes recorrieron ayer las calles céntricas de Santiago de Compostela. / EFE/
Los manifestantes recorrieron ayer las calles céntricas de Santiago de Compostela. / EFE

Rechazan que se derogue el decreto que impone el gallego en las escuelas. Dirigentes del PSOE y del BNG secundaron ayer la convocatoria

ANTONIO OJEASANTIAGO

El compromiso electoral del nuevo presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, de derogar el decreto sobre el uso del gallego que implica la obligatoriedad de cursar la enseñanza en gallego y castellano al 50 por ciento, fue respondido ayer en Santiago de Compostela por varios miles de manifestantes que secundaron la convocatoria del colectivo 'Queremos galego', integrado por 447 entidades.

Aunque, desde su elección, el presidente de la Xunta ha insistido en que la pretensión de su gobierno es propiciar un «bilingüismo cordial», que defienda por igual el castellano y el gallego, los promotores de la protesta sostiene que el gallego «precisa de impulsos decididos para no desaparecer». A la manifestación asistieron los líderes de PSdeG-PSOE y BNG, Manuel Vázquez y Guillerme Vázquez, junto a otros líderes políticos entre los que se encontraba el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, quien afirmó que asistía en su calidad de ciudadano y gallego.

A pesar de las reiteradas declaraciones de Núñez Feijóo sobre la importancia de mantener el uso del idioma gallego, tanto en la enseñanza como en la vida pública, los convocantes y participantes en la manifestación señalaron que, con la política lingüística del Gobierno autónomo, el gallego corre serio peligro de desaparecer.

Colectivos

La plataforma 'Queremos Galego' está formada, entre otras, por las asociaciones 'Galego, patrimonio da humanidade', 'Cambia Galicia', o 'Prolingua' y cuenta con algo más de 3.000 adheridos. Fue creada el 14 de julio pasado para evitar la derogación del decreto. Al colectivo se han adherido también los partidos Esquerda Unida y BNG, los sindicatos CIG y Sindicato Labrego Galego.

Al comienzo de la manifestación, que recorrió las calles de Compostela, el ministro de Justicia dijo ante los medios de comunicación que «como gallego defenderé siempre nuestra lengua, y ésa es la razón de que esté aquí». Francisco Caamaño reclamó al ejecutivo gallego, también, «mayor sensibilidad» hacia la lengua propia de Galicia, por considerar que el gallego, «como todas las lenguas minoritarias, tiene enormes retos en una sociedad global, y pido a los poderes públicos que hagan lo posible por protegerla en lugar de esconderse de ella».

Líderes gallegos

Manuel Vázquez aseguró al comienzo de la manifestación que el socialismo gallego «está a favor de que las señas de identidad de nuestra lengua sean un elemento troncal del país», mientras el líder del BNG, Guillerme Vázquez, opinó que Núñez Feijóo «está llevando a cabo una ofensiva nunca vista contra el idioma gallego».

Entre tanto, el presidente de la Xunta, de visita en Londres, aprovechó para reiterar su compromiso de «mantener la lengua propia de Galicia, defender el castellano como lengua cooficial e incorporar a los jóvenes al inglés», en lo que definió como «trilingüismo».