Servicios integrales y profesionales en el sector funerario español

España es uno de los países europeos con más incineraciones

REDACCIÓNSANTANDER
Nichos en el cementerio santanderino de Ciriego. / DM./
Nichos en el cementerio santanderino de Ciriego. / DM.

Los ritos funerarios han variado considerablemente en las últimas décadas, pasando a convertirse en servicios totalmente profesionalizado en donde se cuida hasta el más mínimo detalle para que los familiares y personas cercanas a los fallecidos no tengan que ocuparse de ningún trámite en esos momentos de duelo.

Con la aparición de los tanatorios fue desapareciendo la tradición de velar a los difuntos en las casas y hospitales, en donde los servicios funerarios solamente actuaban para llevar a cabo el enterramiento, su traslado a la iglesia y el cementerio. Hoy, su labor va mucho más allá y los edificios tanatorios cuentan con todas las comodidades posibles; desde capillas, hasta cafetería, floristerías, varias salas preparadas para el velatorio, etc.

El sector funerario ha visto como, poco a poco, se ha ido ampliando su abanico de actuación pasando, muchas de estas empresa, a ofrecer servicios funerarios integrales en donde tienen cabida, desde la gestión de documentación y redacción de esquelas hasta traslados nacionales e internacionales o la coordinación de flores, misas y funerales.

Actualmente, un servicio funerario medio suele incluir la recogida de la persona fallecida, el acondicionamiento del cadáver, el féretro, el vehículo funerario, la sala velatorio, la corona de flores, los coches de acompañamiento para los familiares, los recordatorios y la inhumación. Entre toda esta variedad de funciones y servicios ofertados por las empresas funerarias hay que destacar, además, los cambios experimentados en las ceremonias y costumbres actuales.

Incineración

España, con más de 150 crematorios, es uno de los países del sur de Europa en donde más extendida está la práctica de la incineración. Según la Asociación Nacional de Servicios Funerarios, en 2007, casi un 23% del total de las personas fallecidas fueron objeto de cremación, lo que supone casi dos puntos porcentuales más que en el año anterior. Estas cifras muestran, además, que la tasa de cremación es más alta en las grandes ciudades en donde se supera el 35%, existiendo algunas capitales como Sevilla o Cádiz en donde la tasa llega a superar con claridad estos datos. Cantabria cuenta con las instalaciones del crematorio municipal, ubicado en el santanderino cementerio de Ciriego. Actualmente, con dos hornos en funcionamiento, realiza una media de cinco incineraciones diarias.

Coste

Según los datos publicados por el sector con motivo de la Feria Internacional de Productos y Servicios Funerarios celebrada el pasado mes de junio en Valencia, el precio medio de un servicio funerario se sitúa en torno a los 2.230 euros. Este precio es orientativo y su variación dependerá, de factores tales como la zona geográfica o el tipo de servicio demandado en cada caso.

Fotos

Vídeos