eldiariomontanes.es
Miércoles, 22 octubre 2014
lluvia
Hoy 17 / 24 || Mañana 17 / 23 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«Nos vamos del 'Machichaco', después de 72 años, con mucha nostalgia»

SANTANDER

«Nos vamos del 'Machichaco', después de 72 años, con mucha nostalgia»

La familia García Palazuelos se hizo cargo de este bar-restaurante en Calderón de la Barca en 1936, aunque cree que se abrió en 1890

03.02.10 - 00:16 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El lema de la casa ha sido desde siempre 'El cajón es menor de edad', es decir que no entiende de política ni de religión, sólo entiende de lo que entiende: de dinero y atención al cliente.
Así que en el veterano bar-restaurante 'Machichaco' han convivido durante generaciones gentes de todo tipo, además de las peñas recinguistas, los amigos que han recordado los muertos en la explosión del vapor 'Cabo Machichaco', toreros, cantantes, artistas, familias y numerosos famosos.
Ha llegado la hora del descanso y Antonio García y Pilar Borbolla han vendido el negocio familiar, con nombre incluido. Sus hijos tiene sus propias carreras y profesiones y la hostelería no es su futuro. Antonio se va «con nostalgia de tantos y tantos años. Tenga en cuenta que como quien nací en este bar, porque en la parte de arriba mis padres tenían la vivienda. Así que desde niño he estado en este local, detrás de la barra y atendiendo a los clientes. Toda la vida».
Recuerdos de muchos años
«Dejamos el 'Machichaco' con mucha nostalgia, muchos recuerdos y el agradecimiento a cientos de amigos, vecinos, proveedores, clientes y a tantos que, durante años, nos han dado su confianza. Mis palabras en la despedida son muy pocas: Gracias a todos. ¡Y ya está!»
Si las paredes del 'Machichaco' hablasen contarían miles de historias. Las sabe Antonio pero se las calla. «¿Mis memorias? De eso nada. Las escribí y las rompí. Porque conozco muchas cosas de mucha gente de Santander. Y conmigo se irá todo lo que conozco». Antonio es uno de los vecinos (quedan media docena) más antiguos de la zona de Las Estaciones, Méndez Nuñez, Calderón de la Barca... Es la memoria viva. Sabe todo lo que ha pasado por la zona, la evolución, los problemas familiares de vecinos y clientes. Todo. Pero se lo calla. Un señor.
Que sepa esta familia, el bar se abrió en este local de la calle Calderón de la Barca 9 hacia el año 1890. Era bar-tienda y fue en 1938 cuando Antonio García y Ramona Palazuelos se hacen cargo de él, manteniendo el nombre de 'La más barata'. Cambiará a 'Machichaco' en los años sesenta. Para entonces ya Antonio hijo (nuestro protagonista) se había casado y estaba al frente del bar-restaurante, dándole un nuevo giro hacia restaurante de categoría, de comida tradicional como desde entonces se ha mantenido, gracias a Pilar Borbolla, una muchacha de Molleda que bajó a Santander a estudiar corte y confección. «Conocí a Antonio y nos casamos en 1963», recuerda Pilar.
Y en el 'Machichaco' empezaron a servir las angulas de gran calidad que el padre de ella traía de su vivero de Unquera. «Vendimos muchas, muchas, que no tenían el precio de las de ahora, ni mucho menos», explica Antonio, el patriarca de una familia formada por cinco hijos, ocho nietos y decenas de amigos a los que atiende con cariño.
En el 'Machichaco' estuvieron las taquillas de los autobuses Etusa a Castro, Laredo, Noja, Santoña... y las taquillas de Alsa (Irun-Tuy) así que en este bar tradicional paraban gentes de todo tipo, desde las madres que iban a a ver a los hijos encarcelados en El Dueso hasta las esposas de los marineros gallegos que venían a recibirles al puerto de Santander. Y por la noche, durante décadas, toda la fauna que pulula por esta zona tan cercana a los jardines de Pereda y las estaciones.
Historias del 'Machi'
Por la puerta del 'Machi' (su nombre popular) pasaban las vías de los trenes que recogían las mercancías del puerto y las llevaban a la estación. «Las vías fueron levantadas cuando Manuel Huerta era alcalde», recuerda Antonio. Para entonces ya tenía el 'Machichaco' una terraza muy frecuentada, desde los primeros años de la década de los ochenta. «Ya no se ponía el Circo Tonetti enfrente nuestro», explica Antonio.
«La primera terraza tenía unas sillucas», dice Pilar, media vida metida en la cocina, dando calidad y buena comida casera. La merluza, las rabas... que durante generaciones han mantenido la fama del 'Machichaco'.
Antonio García fundó la Peña Machichaco para honrar cada 3 de noviembre a los muertos por la explosión del vapor. Después se transformó en peña racinguista en el año 1958 (la más antigua de Cantabria) y Antonio fue presidente de las peñas racinguistas de la región. Ha sido directivo del Racing, vocal de la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria, estuvo metido en política con la UCD y «cuando cerré definitivamente las puertas del local que teníamos en la calle Hernán Cortes me fui al PP».
¿Anécdotas del bar? Sólo una para que quede para la historia. «Un día había un señor comiendo solo en una mesa. Pidió bacalao. Todos decían, ¡Cómo se parece a Paco Rabanne! Y era él», acaba Pilar.
En Tuenti
«Nos vamos del 'Machichaco', después de 72 años, con mucha nostalgia»

Antonio García apoyado en la barra de su bar, en el que prácticamente ha nacido. :: DANIEL PEDRIZA

Videos de Santander
más videos [+]
Santander
El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.