eldiariomontanes.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 11 / 14 || Mañana 10 / 15 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Santander 2016, conocer la historia

TRIBUNA LIBRE

Santander 2016, conocer la historia

23.02.10 - 00:13 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El ilusionante proyecto que se está elaborando para conseguir el objetivo de que Santander sea declarada Capital Europea de la Cultura en 2016 cuenta desde hace pocas fechas con un buen activo para ello, como es la magnífica Biblioteca Central y el Archivo Histórico Provincial que acaban de inaugurarse en el antiguo edificio de Tabacalera. A ello viene a sumarse ahora otro también muy importante para alcanzar dicho objetivo en la dura pugna que sin duda va a existir con otras ciudades españolas aspirantes, como es la recuperación por la ciudad de una notable superficie del frente marítimo, lo que junto a la prevista unificación de las estaciones y el amplio espacio libre con tal motivo sin duda alguna habrá de convertirla en más bonita, atractiva y confortable.
También están a punto de poder ser visitadas las ruinas del antiguo Muelle de Santander en el aparcamiento subterráneo de la Plaza de Alfonso XIII, otro valor a tener en cuenta dentro del importante pasado histórico de la capital santanderina y de la propia Cantabria.
Y es que las señas de identidad de Santander son evidentemente un buen pilar para hacer más consistente y fundamentado dicho ambicioso proyecto del consistorio que apoyan sin fisuras todos los cántabros. En este volver la vista atrás y más concretamente a determinados momentos históricos de la ciudad, cabe destacar que el día 27 de enero se cumplieron 150 años de que D. Manuel Ramón Arias Teijeiro de Castro, Obispo de la Diócesis de Santander, era despedido en olor de multitud en su retiro al Santuario de Nª Sª de las Caldas de Besaya para finalizar allí sus días.
Dicho Obispo, que "al marchar recibe una desmostración sincera de las simpatías que se había captado por su modestia y otras virtudes, sin ostentación de ningún género", fue quien implantó los carros fúnebres en Santander, servicio tan indispensable en la sociedad y del que nadie duda hoy en cuanto a su necesidad y vital importancia.
Nació este ilustre prelado el día 29 de abril de 1780 en Cabanelas ( Fue bautizado por su tío Fray Veremondo Arias Teijeiro el día 1 de mayo con los nombres de Anselmo Benito Bernardo Manuel Ramón), perteneciente al municipo de Carballino (Orense), siendo el sexto Obispo de Santander durante el período de tiempo comprendido entre 1848 y 1860, precononizado por Pío IX. En el ejercicio de su alto cargo eclesiástico el día 3 de mayo de 1852 presidió la inauguración del Ferrocarril de Isabel II entre Santander y Alar del Rey. Otros actos actos relevantes santanderinos en los que figuró como protagonista fueron la fundación del Seminario de Corbán en lo que había sido el Monasterio de los Jerónimos, poniendo también la primera piedra de la Parroquia de Santa Lucía.
Del mismo Pontífice Pío IX obtuvo la renuncia de su cargo de Obispo de la Diócesis de Santander debido a su avanzada edad (contaba 83 años) y motivos de salud, retirándose al Santuario de Nª Sª de las Caldas el día 27 de enero de 1860, donde falleció el día 19 de diciembre de 1863. Fue sepultado en el presbiterio de su iglesia, al lado del Evangelio, poniéndose una placa con su nombre. Entre sus distinciones tuvo la de Caballero Gran Cruz de la Real Orden Americana de Isabel la Católica.
A pesar de ser Cabanelas un pueblo pequeño de Galicia (actualmente unos 80 vecinos), dio por quella época tres renombrados Obispos, todos pertenientes a la familia de nuestro ilustre mitrado santanderino. Éste creció en Alcira (Valencia) al lado de su tío, Arzobispo, Fray Benito Antonio Veremondo Arias Teijeiro, que destacó por sus Cartas Pastorales con una encendida defensa de la religión católica y clara contraposición a lo que sobre la misma consideraba que se estaba haciendo en las Cortes de Cádiz. Por otra parte su otro tío, Fray Anselmo Bartolomé de la Peña (1644-1729), fue Obispo de Cortona en la región de Calabria (Italia), de 1717 a 1723, y de agrigento (Valle de los templos), de 1723 a 1729. Falleció en Caltanissetta (Sicilia), donde existe un placa sobre su tumba con la siguiente inscripción : "Muy culto y entregado a los pobres".
Al comienzo de la década de los años sesenta y cuando contaba el Santuario de N.ª S.ª de las Caldas con el Pontificio Instituto de Filosofía de la Provincia Dominicana de España, por iniciativa del P. Alberto González Fuente, que entre otras enseñanzas impartía Filosofía e Historia Contemporánea a los dos centenares de alumnos que integraban por entonces la comunidad religiosa, se instaló un nuevo coro bajo de madera de okola en el crucero y presbiterio de la iglesia para acoger a los mismos, lo que motivó que quedase oculta la placa sobre la tumba del insigne obispo santanderino.
Pero el P. Alberto González Fuente, que lleva en tan precioso santuario sesenta y dos años, dentro de sus múltiples iniciativas durante tan dilatado período de tiempo (entre ellas estuvo la modificación del crucero del templo, cubierto prácticamente hasta entonces por un vetusto e inapropiado coro alto), diseñó y encargó a una empresa radicada en Torrelavega la actual placa que de la tumba del Obispo de Santander, Manuel Ramón Arias y Teijeiro de Castro, puede verse acoplada a la pared sobre el coro bajo instalado junto al altar del Santuario de N.ª S.ª de las Caldas.
Entre sus últimas e inestimables aportaciones a este antiguo y precioso santuario con que cuenta Cantabria, el P. Alberto González Fuente aportó en 2006 su muy ilustrada memoria viva para el folleto que bajo el título "Santuario de Nuestra Señora de las Caldas - Monumento de Arte Religioso", editó la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte del Gobierno de Cantabria.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Santander 2016, conocer la historia

:: JOSÉ IBARROLA

El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.