El PRC sigue sin ver clara la legalidad de la red municipal gratuita de wifi

Se abstuvo en el último pleno donde se aprobó el proyecto ante la falta del informe de un ingeniero

RAFAEL SÁNCHEZColindres
Antonio Pérez, consultando con los técnicos antes del pleno./
Antonio Pérez, consultando con los técnicos antes del pleno.

En coherencia con el aviso que, en su día, le hizo a los gobernantes del PSOE, alertándoles sobre la posible ilegalidad que se podría cometer con la instalación de una red municipal gratuita de wifi, que podría conllevar graves sanciones económicas, como ocurrió recientemente con el Ayuntamiento de Málaga, el edil del PRC, Antonio Pérez, se abstuvo en el pleno que aprobó la iniciativa. Éste último consideró que junto al informe del Ingeniero técnico municipal, debería existir una consulta a la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones. Pérez pretendía que se disiparán hasta las últimas dudas que, sobre este proyecto, pudieran existir, "tal y como desde el PRC habíamos transmitido al equipo de gobierno municipal mediante escrito registrado el 1 de marzo de 2010". En este sentido, en el PRC han valorado que se haya rectificado las intenciones iniciales "de dudosa legalidad", aunque todavía tengan dudas sobre el proyecto presentado en el último pleno para su aprobación".

Plan E

En otro orden de cosas, los regionalistas han mostrado su satisfacción al ver aprobadas, en el último pleno, 3 de las 16 propuestas que presentaron para el nuevo Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local (PLAN E). Las tres propuestas del PRC aprobadas se referían al Plan de Ahorro Energético, la instalación de la calefacción del Polideportivo 2 y al paseo peatonal de la calle Ramón Pelayo, que el PRC pidió se ampliara hasta el límite con Laredo. Pretenden los regionalistas que, de esta manera, se dé continuidad a su proyecto para hacer realidad una de las reivindicaciones del PRC, el de conectar Colindres y Laredo a través de sendas peatonales y de carriles bici. Los regionalistas colindreses recuerdan que, desde su partido, se puso en marcha una campaña de participación ciudadana para recoger cuantas iniciativas les fueran comunicadas, con la intención de dar traslado de las mismas al propio Ayuntamiento. Como consecuencia de dicha campaña, el PRC seleccionó 16 de casi 70 propuestas, incluidas las suyas propias.