Revilla se plantea dar el salto a la política nacional para "presionar"

El presidente regional dice que el proyecto del AVE es "una cuestión de honor" para Cantabria

EUROPA PRESSComillas
Miguel Ángel Revilla enfatiza con su puño durante la rueda de prensa de ayer./ Andrés Fernández/
Miguel Ángel Revilla enfatiza con su puño durante la rueda de prensa de ayer./ Andrés Fernández

El presidente de Cantabria, Miguel Angel Revilla, declaró hoy que está planteándose "dar el salto a la política nacional" tras la paralización de las obras en la construcción del AVE Madrid-Santander e ironizó sobre la necesidad de tener "tres o cuatro diputados en Madrid", que presionen y negocien los Presupuestos "a cambio de votos", para "conseguir que te den las obras".

En declaraciones a Onda Madrid, Revilla calificó la suspensión de las obras de "hecho insólito" y aseguró que tiene 67 años y había pensado no volver a presentarse más en política, pero que no puede "soportar ni tolerar las injusticias". "En Madrid han debido pensar algo así como que estos señores de Cantabria, que no han creado un conflicto jamás, pueden seguir como estaban porque no se quejaban", argumentó.

Revilla, que aseguró que no se va a resignar a que Cantabria sea "una región incomunicada", consideró "bien tomadas" las medidas presentadas por el Gobierno pero manifestó su oposición a que, en época de recesión, se recorte la inversión "en infraestructuras", puesto que son las que "generan desarrollo y empleo". "Si se abandona la inversión productiva pasaremos de 4.600.000 parados a 5.600.000", pronosticó.

El presidente de Cantabria retó al Gobierno y afirmó que, "si la obra no comienza en el plazo de un mes", romperá "la coalición" que firmó con el PSOE en Madrid y que tenía como "condición inexcusable que el AVE llegara a Cantabria como a todas las comunidades periféricas".

En este sentido, Revilla remarcó la indignación generalizada con la decisión del Gobierno, sobre todo cuando, "hace cinco días, había 1.500 personas invitadas en Monzón de Campos (Cantabria) para poner la primera piedra del AVE a Santander".

"Es un caso único en España. Una obra adjudicada, que cuenta ya con las máquinas y las palas para poner las traviesas, no se puede parar", consideró Revilla, que precisó que fue el propio ministro de Fomento, José Blanco, quien le llamó para comunicarle que el Acta se suspendía "por un recorte presupuestario".

Resulta "insólito", apuntó Revilla, que tras el gran esfuerzo que supuso obtener la respuesta afirmativa del Gobierno para comenzar las obras del tren de alta velocidad, ya iniciadas entonces en otras Comunidades como Asturias, Galicia o Euskadi, se anule la inversión a Cantabria, que fue asimismo "la Comunidad Autónoma a la que la autovía llegó con más retraso". "Se inauguró el año pasado con diez años de demora respecto a otras CC.AA", concluyó.

Agradecimiento

Por otro lado, agradeció hoy a sus socios de gobierno del PSOE cántabro y a su líder, la vicepresidenta Dolores Gorostiaga, que se hayan puesto "a su lado" en la reivindicación sobre las obras del AVE a la comunidad autónoma.

"Agradezco la postura de los socios de coalición en este tema. Me alegra ver que la vicepresidenta y el PSOE se hayan puesto al lado del presidente por encima de los interes de partido", aseveró el presidente, quien remarcó que no tiene "ninguna queja" de la actitud del PSOE, que también están "presionando a los suyos".

Revilla también valoró que la vicepresidenta vaya a acudir mañana al acto reivindicativo en Monzón de Campos que se ha organizado en sustitución de la colocación de la primera piedra del tren de alta velocidad, acto cuya suspensión ha comunicado el Ministerio de Fomento.

En declaraciones a los medios tras la inauguruación del Congreso de Nuevo Periodismo en Comillas, Revilla precisó que desde ayer no ha hablado con ningún representante del Gobierno central y que tampoco se le ha concretado si este proyecto se suspende definitivamente o se retrasa.

Será un tema que le plantee al presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, quien tiene previsto acudir el domingo a la cumbre UE-México, también en la localidad cántabra de Comillas.

Y también espera detalles sobre el proyecto en la comparecencia anunciada para el miércoles por el ministro de Fomento, José Blanco, en el Congreso de los Diputados.

"Cuestión de honor"

El presidente cántabro insistió en que este proyecto es una cuestión "de honor" para Cantabria y es una infraestructura "irrenunciable" para la comunidad autónoma y recordó que es una condición del pacto de gobierno suscrito en Cantabria entre PSOE y PRC, al igual que en su día lo fue la Autovía de la Meseta para los acuerdos con el PP.

Revilla enfatizó que, pese a que el pacto se suscribe con el PSOE cántabro, su contenido fue avalado por el presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, y que en concreto, los proyectos de alta velocidad se tradujeron en anuncios de los sucesivos ministros de Fomento, Magdalena Alvarez y José Blanco.

Y reiteró que se trata de una cuestión en la que no sólo se juega la Presidencia del Gobierno y la continuidad del pacto, que está dispuesto a romperlo, sino que es un asunto en el que "va el honor de Cantabria ", insistió.

Fotos

Vídeos