El sombrero, una prenda que da distinción

Cien personas se dieron cita en el muelle Calderón para reivindicar y exhibir la utilidad de la prenda, con sus muy diversas modalidades

NIEVES BOLADOSantander

Así lo piensan, al menos, las casi cien personas que se dieron cita en el muelle Calderón, al lado del conjunto escultórico 'Los raqueros', para reivindicar, y exhibir, la utilidad del sombrero, como medio para evitar el daño del sol, para proteger las testas del frío, en invierno, o simplemente como elegante elemento.

Por aquello de que las mujeres sienten menos pudor a la hora de vestirse de forma un poco llamativa, fueron más que los hombres, aunque estos hicieron exhibición de elegancia y de saber llevar esta prenda, que no todo el mundo sirve para ello.

La iniciativa surgió de la Asociación de Sombrereros, y en especial de la sombrerista santanderina, Blanca del Piñal, que ha querido hoy marcar el inicio de lo que será una cita segura para los próximos años. Sombreros tipo borsalino, gaucho, tejano, panamá, canotier, pamela, tocados y hasta biseras, cubrieron las cabezas de este amplio grupo de personas que fueron paseando hasta el templete de la música de los jardines de Pereda formando un cuadro alegre y pintoresco para una soleada mañana de domingo.