El PRC denuncia la vulneración de la intimidad de sus despachos

Foto: Sé Quintana/
Foto: Sé Quintana

El presidente del Parlamento explica que no hubo mala voluntad y que él mismo dio orden de dejar la documentación de GFB dentro de los despachos de los grupos parlamentarios

V.PSantander

La polémica está servida. Las comparecencias ante la comisión de inverstigación de GFB empieza mañana envuelta en el cruce de declaraciones y acusadiones entre los partidos. El portavoz del PRC en la Comisión de Investigación sobre GFB, Rafael Pérez Tezanos, ha denunciado la vulneración de la intimidad del Grupo Parlamentario Regionalista, tras encontrar en el interior de uno de sus despachos la documentación solicitada al Gobierno sobre la empresa de fibroyeso, la cual fue introducida en la oficina ayer por la tarde, cuando se encontraba vacía y cerrada con llave.

Sus denuncia tuvo una rápida despuesta del presidente del Parlamento, José Antonio Cagigas, que se reunió con los portavoces de todos los grupos para aclarar la situación. Gagigas explicó a El Diario Montañes que fue él quien dio orden a las funcionarias que dejaran la documentación, más de 3.000 folios dentro de los despachos de los grupos en la tarde del miércoles. El del PRC estaba cerrado y la empleada pública lo dejó en la puerta, en el suelo, pero Cagigas no lo consideró prudente ni oportunó y dió orden de que lo dejarán dentro. En esta acción no hubo "mala voluntad" ya que se trata, dijo de una práctica habitual y hasta ahora nunca habían surgido problemas.

El PRC ha comunicado en la reunión de esta mañana que no queire que se vuelva a entrar en su despacho si está cerrado, por lo que el presidente dijo que a partir de ahora cuando haya alguna documentación para entregar se les dejará un aviso en el buzón del grupo parlamentario. Para Cagigas, la denuncia del PRC sólo trata de "enredar y embarrar el campo para deviar el tiero", en referencia al inicio de ls delcaraciones en la comisión de investigación que arranca mañana.

Rafael Pérez Tezanos explicó esta mañana que no es la primera vez que ocurre algo similar, ya que en otra ocasión sorprendieron a un trabajador, actualmente adscrito a la Presidencia del Parlamento como personal de confianza, "husmeando" en papeles y ordenadores del PRC.

Petición de explicaciones

Ante lo ocurrido ayer por la tarde, el portavoz del grupo, Rafael de la Sierra, solicitó oficialmente y por escrito una explicación al presidente de la Cámara, José Antonio Cagigas.

De la Sierra aduce haber tenido conocimiento de que fue una funcionaria del Servicio de Protocolo quien entró en las dependencias regionalistas cuando se encontraban cerradas, al parecer por indicación expresa del presidente del Parlamento y después de solicitar al servicio de limpieza que abriera la puerta con la llave que tiene para realizar su trabajo.

Esta actuación supone, a su juicio, una vulneración del derecho de intimidad que tienen los diputados y el personal parlamentario para realizar su función, realizada además por la persona que tiene, entre otras funciones, la de velar por el orden en el recinto parlamentario.

En este sentido, recuerda también que, salvo permiso expreso del portavoz y al margen de los diputados y el personal del Grupo Regionalista, los únicos autorizados para entrar en sus dependencias cuando se hallan cerradas o vacías son el personal de limpieza, seguridad y mantenimiento, debidamente acreditados. Ninguna otra persona, y tampoco ningún funcionario o personal laboral, ni siquiera por indicaciones o con autorización del presidente del Parlamento, debe tener acceso al mismo, explica.

Falta de tiempo

Por otra parte y además de esta irregularidad, el PRC ha cuestionado los motivos del Partido Popular para negar a la oposición al menos 48 horas para estudiar la documentación sobre GFB, cuando el reglamento establece de su entrega con dos días de antelación a la reunión de la Comisión de Investigación. Para el PP, dos días no son 48 horas, ha lamentado Rafael Pérez Tezanos, quien ha subrayado la imposibilidad de estudiar todos los documentos antes de la comparecencia del ex presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, prevista para este viernes a las 10,00 horas.

El diputado regionalista, que ha comparecido en rueda de prensa junto al portavoz socialista Juan Guimerans, ha precisado que ni Revilla, ni ninguna otra de las personas citadas a declarar en la Comisión de Investigación han pedido en ningún momento aplazamiento alguno, por lo que ha aclarado que su solicitud responde únicamente a un intento de que prevalezcan los derechos de los diputados inmersos en dicha comisión.

En su opinión, ni la forma de entrega de la documentación solicitada, vulnerando la intimidad de los despachos, ni la hora a las 16,10 horas, fuera del horario de 9,00 a 14,00-, ni la notificación realizada a los destinatarios, por medio de un e-mail de uno de los letrados del Parlamento, enviado a las 19,34 horas, preservan esos derechos.

Por todo ello, ha reiterado que el único objetivo del Partido Popular es realizar un juicio político y obtener un rédito electoral. Cada paso que damos está más claro lo que se pretende y en un futuro empezarán a plantear nuevas comisiones de investigación sobre otros asuntos, ha explicado.

Finalmente, ha agregado que la negativa del PP a aplazar la reunión prevista para mañana confirma que no están muy interesados ya en GFB, sino que hay otros intereses que nada tienen que ver con la posible reactivación de la fábrica de Orejo, sino con su posible venta a precio de saldo a la competencia de los inversores actuales.El Partido Popular

Por su parte, el portavoz del grupo parlamentario Popular, Eduardo Van den Eynde, presidente de la Comisión de Investigación, el diputado del PP, Carlos Bedia, consideran que PSOE y PRC tienen es miedo a declarar y terror a no saber responder algunas de las preguntas". Bedía criticó la posibilidad apuntada por la oposición de recursarle por haber formado parte de Consejo de Administración de Sodercán y opinó que es "una falta de respeto a todos los cántabros".

Van den Eynde y Bedia indicaron que socialistas y regionalistas están actuando como "reos" y piensan que se les está "juzgando", cuando la comisión sólo quiere conocer los hechos de GFB . Lamentaron la "falta de respeto" que han mostrado los grupos de la oposición con la institución parlamentaria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos