La marquesa de Pelayo rueda en 1925 las cigüeñas de la finca familiar

La marquesa de Pelayo rueda en 1925 las cigüeñas de la finca familiar

Esta residencia, llamada La Cabaña, fue construida por el indiano Ramón Pelayo a su regreso a España, a finales del siglo XIX, tras amasar una gran fortuna en Cuba

MARGARITA RODRÍGUEZSantander

Este vídeo fue rodado, en 1925 a María Luisa Gómez Pelayo, marquesa de Pelayo, en su casa de Valdecilla (Medio Cudeyo), rodeada de cigüeñas y acompañada por su tío, Ramón Pelayo de la Torriente, primer marqués de Valdecilla, título concedido, en 1916, por el rey Alfonso XIII, por sus actividades filantrópicas, entre ellas la fundación de la Casa de Salud Marqués del Valdecilla (1929)

En la película se ve a la marquesa, mostrando las cigüeñas, en su finca de unas quince hectáreas de terreno, que constaba de seis edificaciones y un gran jardín. Esta residencia, llamada La Cabaña, fue construida por el indiano Ramón Pelayo a su regreso a España, a finales del siglo XIX, tras amasar una gran fortuna en Cuba. En la propiedad se levantan seis edificios (la Casa Blanca, la Casuca, San Rafael, la Solana, el Garaje y la Cabaña) rodeados por un gran jardín que contaba con numerosas especies a arbóreas, muchas de ellas exóticas, desde robles americanos a tilos y cedros del Japón; en medio de esculturas alegóricas y fuentes artísticas, una de ellas realizada por Mariano Benlliure, en 1928.

La protagonista del vídeo, María Luisa Gómez y Pelayo Zubeldio y de la Torriente, estaba casada con Eugenio Rodríguez Pascual. Fue la heredera del título de su tío al no dejar descendencia, y en 1928 recibió el título de marquesa de Pelayo. Continuó con la obra benefactora del primer marqués, además de ser cofundadora del Hospital Valdecilla, creó la escuela de enfermería; la Cátedra Valdecilla en la Universidad de Medicina de Madrid, entre otras obras.

 

Fotos

Vídeos