Un pellizco como caído del cielo

Un pellizco como caído del cielo

La quiniela deja 155.183 euros a la peña de la 'Bodega de la Fuente Buena' en Colindres

VICTORIA LEMANUR Santander

Los 15 amigos de la peña 'La Bodega de Fuentebuena' agraciados con un premio total de 155.183 euros en una quiniela llevaban jugando desde octubre con el actual dueño del bar, Jesús, que adquirió el negocio familiar legado por su padre. Este joven de 23 años relata con emoción contenida la enorme alegría que ha supuesto el premio que tendrá diferentes destinos por lo repartido que queda, unos 10.280 euros por cabeza, que irán a parar al pago de hipotecas, alguna de ellas recién adquirida, tapar agujeros, acometer obras en casa, reparto entre la familia o ahorros para planes de futuro, según el caso. Un pellizco que aparece como caído del cielo en uno de los meses económicamente más duros del año, que allana enormemente la temida cuesta de enero.

La sorpresa al saberse ganadores del premio desató un torrente de júbilo entre los acertantes y pulso se iba acelerando al conocer los resultados de los diferentes equipos, hubo incluso algún madridista que cantó los goles culés, dicen los agraciados. A partir de ahí, alegría, emoción, gritos y un torrente de llamadas telefónicas, tal como cuenta Jesús, que dice, "hemos empezado esta temporada a jugar la quiniela y ha sonado el campanazo".

Los 15 amigos celebrarán su 'campanazo' con una cena, aunque desde ayer no han dejado de festejar el buen pronóstico de Elisa Zubillaga, madre de Jesús que rellenó la papeleta y a la que ya le han hecho "contrato indefinido" en esto de adelantarse a los resultados futbolísticos, "para que luego digan que las mujeres no sabemos de fútbol", apostilla ella. Demostrado queda que sí y por ello su hijo la agasaja con un gran ramo de flores y un beso en compañía de los agraciados y un bar a rebosar de amigos que desbordan felicidad.