El Consejo de la Mujer podría continuar sin personal ni sede propia

El Consejo de la Mujer podría continuar sin personal ni sede propia

El Gobierno prescinde de sus dos trabajadoras y ofrece una sede compartida con algún otro colectivo

EFESantander

El Gobierno de Cantabria ha ofrecido al Consejo de la Mujer la posibilidad de seguir existiendo como organismo, pero sin la estructura que tiene actualmente, formada por dos trabajadoras y que incluye una sede propia.

La idea sería seguir realizando las mismas funciones desde las propias asociaciones que conforman el Consejo, contando con apoyo del Gobierno para reunirse o poder contar con una sede compartida con algún otro colectivo.

La otra opción es la de suspender temporalmente este organismo, como proponía el Ejecutivo inicialmente en su plan de ajustes, aunque las asociaciones sigan reuniéndose periódicamente.

El presidente regional, Ignacio Diego, ha trasladado ambas propuestas a representantes del Consejo , encabezadas por su presidenta, Carmen Chiva, en una reunión a la que también ha asistido la directora general de Igualdad, Mujer y Juventud , Ana Isabel Gómez Barreda.

La Comisión Permanente del Consejo de la Mujer se reunirá para analizar las dos posibilidades y decidir por cuál de ellas se decide.

Por eso, al término de la reunión con Diego, la presidenta del Consejo ha preferido no hacer de momento declaraciones hasta que se tome esta tarde la decisión respecto al futuro de este organismo.

El jefe del Ejecutivo cántabro ha recordado que el Consejo de la Mujer está formado por organizaciones de carácter voluntario que son las que prestan servicios y organizan actividades dirigidas a las mujeres.

Pero una vez integradas en el Consejo se ha generado una estructura para su funcionamiento que "no añade servicios" a la población femenina.

La propuesta que hace el Gobierno es que el organismo pueda seguir existiendo pero sin esa estructura fija, funcionando con el apoyo "puntual" de la administración para reunirse o mantener un local compartido con otras asociaciones.

La otra alternativa sería la suspensión del Consejo de la Mujer y que las asociaciones se reúnan entre ellas cada cierto tiempo sin la necesidad de que exista un organismo como tal y una estructura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos