El grupo B3 Cable despedirá a 130 trabajadores en Maliaño

La fábrica está en la calle Concha Espina de Maliaño. / Foto: Sane/
La fábrica está en la calle Concha Espina de Maliaño. / Foto: Sane

Según la empresa es el "único recurso para hacer viable la factoría cántabra" y para "garantizar su supervivencia"

E.P.Santander

El grupo británico B3 Cable Solutions, antigua Standard, ha anunciado hoy que va a comunicar a la autoridad laboral el "despido objetivo" de 130 trabajadores de la fábrica de Maliaño (Camargo) como "único recurso para hacer viable la factoría cántabra" y para "garantizar su supervivencia".

En un comunicado, la empresa ha esgrimido "la fuerte caída de la demanda de cable de cobre" como motivo principal para reducir su plantilla y "salvaguardar" la fábrica de Maliaño, que pertenece al grupo B3 Cable, con sede en Manchester.

Esta empresa ha avanzado que iniciará mañana las negociaciones con el comité de empresa para "buscar un acuerdo que permita la adaptación de la estructura de la compañía a la realidad actual".

Y ha asegurado que los empleados ya tienen conocimiento de la "complicada situación" en la que se encuentra la compañía, en un contexto económico "muy negativo" en el sector del cable de cobre, que, según subraya B3 Cable, se está viendo afectado "de manera muy importante" por una "fuerte caída".

En el mismo sentido, la compañía ha apuntado, como principales motivos de esta decisión, el descenso de la demanda de cable de cobre en las telecomunicaciones, la bajada importante de ingresos, las restricciones de crédito, la disminución de proyectos de infraestructuras y la llegada de nueva competencia de países emergentes.

Según B3 Cable, en los últimos 3 años ha soportado pérdidas "elevadas", que se suman a los "más de 2,5 millones de euros que se han perdido en los últimos 3 meses".

Ante estos datos, la empresa ha reiterado que "se ve obligada a adaptar la plantilla al volumen real de la demanda actual y lograr así una rentabilidad a corto plazo", para evitar que el grupo con sede en Manchester "se vea abocado a cerrar la factoría de Maliaño". Finalmente, B3 Cable ha argumentado que los estudios de viabilidad realizados por la empresa indican que "es necesario adaptar la plantilla a la bajada de hasta un 25% de las ventas de cable de cobre".

B3 Cable ha expresado al Comité de Empresa y a los trabajadores su "total voluntad de diálogo" y de "búsqueda de consenso" para "conseguir el objetivo de que la fábrica pueda ser viable en el actual contexto de crisis". Tal y como ha recordado, "estas medidas se proponen después de haber realizado otros ajustes anteriormente como el reparto del trabajo entre la plantilla a través de una reducción de la jornada anual".

También ha destacado entre las medidas adoptadas con anterioridad, la ampliación de las líneas de fabricación con nuevos productos, la mejora de diversos procesos de trabajo y la introducción de una línea de producción de cable de fibra óptica.

Finalmente, B3 Cable ha señalado su "intención de seguir actuando de manera totalmente responsable con la entrega de la producción comprometida con sus clientes, así como con la atención puntual de sus compromisos con proveedores y entidades bancarias".