Todos los Juzgados y Tribunales están cubiertos por jueces titulares

Foto: Daniel Pedriza./
Foto: Daniel Pedriza.

Acto de jura ante la Sala de Gobierno del TSJC de cuatro nuevos jueces que estarán destinados en la región

EFESantander

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, César Tolosa, subrayó este lunes que en estos momentos todos los Juzgados y Tribunales de la Comunidad Autónoma se encuentran ocupados por jueces y magistrados de carrera.

Entre los índices de calidad que valora el Consejo General del Poder Judicial está, precisamente, el hecho de que la Justicia sea impartida por jueces titulares, y no por sustitutos.

Tolosa hizo estas consideraciones en el acto de jura ante la Sala de Gobierno del TSJC de cuatro nuevos jueces que estarán destinados en los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción de Santoña, Reinosa y el Juzgado de Adscripción Territorial del TSJC.

Durante su intervención, el presidente del Tribunal Superior emplazó a los nuevos miembros de la carrera judicial a trabajar con "independencia, imparcialidad y sentido de la responsabilidad", al tiempo que confió en que sean capaces de dispensar "un trato exquisito" a profesionales y ciudadanos, "que deben encontrar la atención y la respuesta que esperan en vosotros".

Reconoció que son "tiempos difíciles, complejos y convulsos", pero les pidió que afronten "con seriedad, eficacia y responsabilidad el reto" que se presenta.

"Sois parte integrante de un poder del Estado obligado a trabajar y hacer esfuerzos por conseguir que los ciudadanos vean tutelados de forma real y efectiva sus derechos y libertades", apostilló.

El acto fue copresidido por la vocal del CGPJ Gemma Gallego, quien pidió a los nuevos integrantes del Poder Judicial que entiendan su función "más allá" de la del funcionario público.

"Os esperan unas duras jornadas de trabajo, no sólo por la carga de asuntos que vais a tener que asumir, sino también por la trascendencia y responsabilidad de vuestra tarea, que habréis de afrontar, además, con independencia e imparcialidad", subrayó.

Destinos

Los Juzgados de Santoña, Reinosa y el de Adscripción Territorial serán los destinos de estos nuevos miembros de la carrera judicial, que hace apenas diez días recibieron sus despachos como jueces de manos de los Reyes de España tras concluir su formación en la Escuela Judicial de Barcelona.

Al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Santoña llega Pablo Baró Martín, quien durante el acto de jura fue apadrinado por su padre, el decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Cantabria , Juan Baró Pazos.

El Juzgado nº 2 del mismo partido judicial será atendido a partir de los próximos días por Rocío Rubio Nuche, procedente de Madrid, que fue apadrinada por su preparador, el magistrado de la Audiencia Provincial de Madrid Luis Martínez de Salinas Alonso.

Procedentes de Gijón, Asturias, llegan las nuevas juezas del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Reinosa, Vanesa Gorostiza Alvarez, que fue amadrinada por la magistrada de la Sala de lo Social del TSJC Elena Pérez, y Cristina Rodiz García, amadrinada a su vez por la titular del Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Santander, María del Mar Hernández.

Rodiz ocupará por primera vez el puesto de Juez de Adscripción Territorial del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria , creado en 2010 pero que hasta ahora permanecía vacante.

Esta figura sirve cubrir vacantes de larga duración, ausencias temporales del titular de un Juzgado o bien llevar a cabo funciones de refuerzo.

Hasta ahora estas labores las vienen realizando jueces sustitutos.

Con ella, se persigue reducir la interinidad en el ejercicio de las funciones jurisdiccionales de tal forma que sean los propios miembros de la carrera judicial quienes cubran temporalmente o refuercen los órganos judiciales.

62 promoción de la Escuela Judicial

Los nuevos jueces pertenecen a la 62 Promoción de la Escuela Judicial, formada por 121 mujeres y 65 hombres.

El promedio de edad se sitúa alrededor de los treinta años, y la media de tiempo que han empleado para la preparación y aprobación de la oposición ha sido de cuatro años y dos meses, lo que supone una reducción de un año frente al curso anterior, que fue de cinco años y tres meses.

El 93 por ciento sabe inglés y un 26 por ciento dice tener conocimientos del idioma francés.

Por otro lado, más de un 82 por ciento no tiene ningún familiar en el ámbito de las profesiones jurídicas.

Las preferencias por el área u orden jurisdiccional donde les gustaría ejercer, sitúan al ámbito penal en primer lugar, con un 36 por ciento de preferencia, seguido del orden civil con cerca de un 24 por ciento, los juzgados de menores y los de familia con un 11 por ciento, y los de violencia sobre la mujer con más de un 8 por ciento.