El Gobierno central dice que su compromiso con Valdecilla venció con el convenio de 2002

En una respuesta parlamentaria a la diputada socialista Puerto Gallego, el Estado precisa que las nuevas aportaciones están sujetas a disponibilidades presupuestarias existentes

PILAR CHATOSantander

El Estado da por cerrado y cumplido su compromiso con la financiación del Hospital Valdecilla. En respuesta a una pregunta de la diputada socialista Puerto Gallego, el Gobierno de Mariano Rajoy recuerda el convenio firmado en 2002 por importe de 205,8 millones- y los créditos presupuestarios incluidos en los presupuestos generales de 2008 y 2009 y afirma que se entiende que los compromiso del Estado se limitan a la financiación incluida en el Convenio Suscrito en 2002, quedando las nuevas aportaciones al hospital sujetas a las directrices generales de financiación de las comunidades autónomas y a las disponibilidades presupuestarias existentes.

Insiste en que del convenio de 2002 se desprende que la colaboración no debía entenderse como financiación íntegra de todo el coste del Plan Director del Hospital, sino como una participación de la Administración General del Estado.

A juicio del PSOE, esta respuesta prueba que el Gobierno de España no tiene previsto destinar ni un euro para las obras del Hospital Valdecilla. Una respuesta que pone también de manifiesto, según ha resaltado la propia Puerto Gallego que el Gobierno de Rajoy considera que las aportaciones económicas del Gobierno socialista en 2008 y 2009 no eran una obligación sino el deseo de colaborar con Cantabria y que a partir de ahora la financiación de las obras del hospital o las paga la Comunidad Autónoma o habrá que esperar a que exista disponibilidad en los presupuestos, lo cual parece evidente que no va ser el caso en bastantes años.

Para la diputada socialista está claro que el Gobierno de Zapatero sí tuvo deseo de colaborar y colaboró aportando dinero en 2008 y 2009, sin embargo, parece más que evidente que el Gobierno de Rajoy no está dispuesto a colaborar y nos invita a que nos las arreglemos como podamos. Ese es el resultado de la capacidad de gestión del señor Diego y de los compromisos del señor Rajoy para con Cantabria, apostilla.

Tras su reunión con Mariano Rajoy el pasado mes de marzo, el presidente regional Ignacio Diego, anunció que el Ejecutivo central financiaría todo lo que resta de Valdecilla, aunque aún no se había resuelto cómo. El propio Diego barajó dos posibles escenarios sobre el inicio de dichos reembolsos: Que Madrid incluyera una partida en los Presupuestos Generales del Estado del ejercicio en curso o, como segunda opción, firmar «un convenio que recoja las fórmulas» de financiación a futuro.

Presentados los Presupuestos Generales de 2012, Valdecilla apareció reflejado en el Fondo de Cooperación Interterritorial con 5,2 millones de euros, lejos de los 40 que esperaba el Gobierno cántabro para poder abordar el sobrecoste de las obras, ralentizadas por la falta de presupuesto.

El Gobierno cántabro estima que se requieren otros cien millones de euros para acabar el hospital sobre los 290 gastados ya, aparte de una cuarta fase constructiva que «integre» las anteriores.