El estadio de Riomar estrena graderío, vestuarios y el módulo de atletismo

Las autoridades, durante la visita a las instalaciones./
Las autoridades, durante la visita a las instalaciones.

El conjunto de la actuación ha supuesto una inversión por parte del Gobierno regional cercana a los 3 millones de euros y ha permitido cumplir una vieja aspiración de los castreños

REDACCIÓNSantander

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha inaugurado esta mañana en Castro Urdiales la segunda fase del Estadio de Riomar, que incluye el nuevo graderío, el módulo de atletismo y los vestuarios.

El conjunto de la actuación ha supuesto una inversión por parte del Gobierno regional cercana a los 3 millones de euros y ha permitido cumplir una vieja aspiración de los castreños.

Diego ha destacado que estas instalaciones darán un servicio adecuado a los diferentes clubes de la comarca, tanto de atletismo como de fútbol.

A su juicio, Castro, por su tamaño y trayectoria deportiva, "exigía" tener un equipamiento de estas características que, además, contribuirá a fomentar en el conjunto de la sociedad valores fundamentales del deporte como el sacrificio, el esfuerzo, el compañerismo o el respeto a las normas y al rival.

"Instalaciones deportivas como está ayudan a generar buenos deportistas y buenos ciudadanos", ha dicho.

El presidente regional ha recordado la intención del Gobierno de mejorar, en el marco de las limitaciones económicas actuales, las dotaciones deportivas en los municipios de Cantabria para fomentar la práctica del deporte, especialmente entre los más jóvenes.

Finalmente, ha reiterado que las nuevas instalaciones del complejo de Riomar son una muestra más del compromiso de su Gobierno con Castro Urdiales y se suman a otros proyectos importantes como la rehabilitación de la Iglesia de Santa María, el nuevo instituto o la construcción del sexto colegio del municipio.

Con respecto a este último centro, Diego ha apuntado que se está trabajando de forma coordinada con el Ayuntamiento en la ubicación de una parcela que reúna todas las condiciones para ello.

El presidente cántabro ha estado acompañado en el acto inaugural por el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Miguel Ángel Serna; el alcalde de Castro Urdiales, Iván González; otros miembros de la Corporación municipal y representantes de entidades deportivas locales.

Tras recorrer las instalaciones junto con el resto de autoridades, Diego ha descubierto una placa conmemorativa y ha mantenido un encuentro con un grupo de jóvenes atletas, a quienes ha animado a tomar el ejemplo de constancia de Ruth Beitia, la reciente campeona de Europa de salto de altura y representante de Cantabria y España en los próximos Juegos Olímpicos de Londres.

Por su parte, Iván González ha afirmado que el de hoy es un "día muy importante" para Castro Urdiales, que "por fin" ve inaugurado el Estadio de Riomar después de ocho años de avatares que obligaron a los diferentes clubes de atletismo y fútbol a desplazarse hasta Mioño para entrenar y competir.

González ha agradecido el apoyo del Gobierno para hacer realidad esta antigua demanda de los castreños, a quienes ha invitado a dar provecho a las instalaciones y a cuidarlas.

La instalación inaugurada hoy consta de un edificio aislado de planta rectangular de 1.503 metros cuadrados y cubierta metálica curva de 2.640 metros cuadrados.

En él se ha habilitado un graderío para 1.435 espectadores sentados, bajo el cual se encuentra un módulo cubierto de atletismo de 650 metros cuadrados, que incluye una pista de 60 metros de longitud y un foso de saltos.

Asimismo, cuenta con un gimnasio de 215 metros cuadrados, ocho vestuarios, bar, almacén para el material deportivo, cuarto de calderas, lavandería, centro de transformación y oficinas de administración.

Las obras han tenido un plazo de ejecución de 20 meses y han sido ejecutadas por la UTE Comsa-Anibal.

 

Fotos

Vídeos