El Gobierno venderá la finca de Colegios del Mundo para pagar la rehabilitación de Comillas

Asistentes a la reunión del Patronato de la Fundación Comillas./ Foto: Javier Rosendo/
Asistentes a la reunión del Patronato de la Fundación Comillas./ Foto: Javier Rosendo

El presidente de Cantabria es partidario de poner a disposición de la iniciativa privada las zonas sin rehabilitar de la antigua Pontificia de Comillas

E.PComillas

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha propuesto este jueves al Patronato de la Fundación Comillas sacar a subasta pública la parcela en la que se iban a construir apartamentos para profesores y directivos dentro del fallido proyecto de Colegios del Mundo Unido en Comillas, con el fin de generar recursos para financiar las obras de rehabilitación del Seminario Mayor de la Universidad Pontificia tras el derrumbe registrado en abril en el ala oeste.

Asimismo, Diego anunció que en una futura reunión propondrá al Patronato poner a disposición de la iniciativa privada los "enormes edificios" que complementan al Seminario Mayor y que "llevan años en proceso de deterioro por abandono", para desarrollar en ellos "ideas e iniciativas lo más vinculadas posibles" a los fines del Seminario Mayor y de la Fundación Comillas.

El Patronato ha encargado a la comisión delegada que avance en el estudio de la propuesta y de la tramitación necesaria para segregar y vender la citada parcela de Colegios del Mundo Unido, a través de una subasta pública "al mejor postor", de forma que en una próxima reunión, si no surgen inconvenientes urbanísticos o de otro tipo, se someterá a la votación del Patronato.

La idea de Diego es destinar "lo que se recaude" a "garantizar que no se acreciente el deterioro de lo que queda por rehabilitar en el ala oeste y si fuera posible, rehabilitar la iglesia, que está cerrada a cal y canto por el riesgo que conlleva".

Así lo explicó en rueda de prensa tras la reunión celebrada este jueves por el Patronato de la Fundación Comillas, la primera de este año, que se ha celebrado este jueves en las instalaciones del Seminario Mayor y que ha aprobado un presupuesto de 8,3 millones para 2012. De ese montante total, casi cuatro millones se destinarán a la consolidación estructural del ala oeste, en el que se produjo un derrumbe en el mes de abril, y al comienzo del pago de las concluidas obras de rehabilitación del Seminario Mayor.

Para Diego, la venta en subasta pública de la citada parcela es una "idea pragmática", un "ejercicio de sentido común" teniendo en cuenta que "no hay dinero" para algo --la rehabilitación del ala Oeste y de la iglesia--, que es "imperioso hacer con toda la celeridad".

En la misma línea, señaló que sería "estúpido" dejar que los "enormes edificios" que complementan al Seminario Mayor sigan avanzando en su deterioro, y destacó que incluso en la iniciativa privada será "difícil encontrar quien invierta las importantísimas cuantías que requeriría la rehabilitación de esos edificios y su puesta en funcionamiento para cualquier uso".

"Si hubiera hoy alguien en una administración pública que planteara financiar con recursos exclusivamente públicos la rehabilitación de esos edificios, pediría al común de los mortales que le destituyan rápidamente; que no corramos más riesgos de iluminados que quieran gastar lo que no se tiene en fines como esos", afirmó Diego tras denunciar que el anterior Gobierno "obvió" los informes que advertían de "deficiencias graves e incluso amenaza de derrumbes" y "decidió gastarse todo lo que tenía y un poco más en acometer solo lo que hoy está restaurado, y además, que lo pagaran otros".

"Oferta original y diferenciada"

Por otro lado, el presidente destacó su intención de dotar a la Fundación Comillas de una "oferta original y diferenciada" con respecto a otras enseñanzas regladas de Estudios Hispánicos o de Español como Lengua Extranjera. Y para conseguirlo, se pondrá el acento en tres virtudes constadas por los propios alumnos de Comillas en varias encuestas realizadas, que son una "docencia de alto nivel", "atención personalizada" e "integración absoluta de la formación profesional y lingüística".

"Queremos que Comillas sea una institución de referencia internacional en la formación, investigación y difusión de la lengua y la cultura española", ha dicho. Diego ha señalado que la estrategia de actuación de la Fundación se encamina hacia dos líneas de trabajo. La primera de ellas es potenciar las enseñanzas regladas, en este caso el Grado en Estudios Hispánicos y el Master de Español como Lengua Extranjera.

Al mismo tiempo, ha añadido, se buscará alcanzar acuerdos con otras universidades para impartir dobles titulaciones, se reestructurará la oferta formativa para flexibilizar la docencia y, para aquellos interesados, se abrirá la posibilidad de compaginar trabajo y estudios a través de un programa que tenga una parte virtual y otra presencial.

La segunda línea de actuación tiene por objeto las enseñanzas no regladas, en las que la Fundación trabaja ya por una doble vía: por un lado, una iniciativa de inmersión lingüística en periodos presenciales diseñados "a demanda" para ocho ramas de enseñanzas profesionales (Medicina y salud; Finanzas, comercio y empresa; Relaciones internacionales, economía y política; Humanidades, Medio Ambiente, Ingenierías, Pedagogía y preparación para el acceso a la universidad española) y, por otro lado, un programa de carácter cultural dirigido a cuatro ámbitos distintos, que son el escolar, el turístico, el familiar y la tercera edad.

Con respecto a esto último, Diego ha apuntado que el campo de trabajo será "fundamentalmente" Inglaterra y que ya hay contactos que hacen concebir "expectativas importantes" de un movimiento de grupos que genere "actividad y movimiento" en Comillas.

El Patronato ha fijado también a Estados Unidos, Brasil, Rusia y China como "países objetivos" para atraer alumnado a las enseñanzas regladas y no regladas de Comillas, para lo cual se estrecharán las relaciones con diferentes universidades de estos países.

Por otro lado, la Fundación seguirá trabajando en el contenido del convenio firmado con Goberna para que la institución cántabra se convierta en un "avanzado" de la Unión Europea hacia Iberoamérica y el lugar en el que se formen los líderes políticos y altos funcionarios de estos países.

En este sentido, el Gobierno regional pretende aprovechar la celebración este año en Cádiz de la Cumbre Iberoamericana para mantener contactos con los organizadores del evento y darles a conocer las posibilidades de Comillas en este campo.

Otros acuerdos

Entre otros puntos del orden del día, en la reunión se han abordado los ceses y nombramientos de nuevos patronos de acuerdo con los estatutos vigentes. Así, pasan a formar parte del Patronato de la Fundación Comillas el ministro de Educación y Cultura, Ignacio Wert; el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha; el secretario de Estado de Cooperación al Desarrollo, Jesús Manuel Gracia; el delegado del Gobierno en Cantabria , Samuel Ruiz; el presidente de Caja Cantabria , Eduardo Zúñiga; el director de la Fundación Carolina, Jesús Andréu Ardura, y el rector de la UC, José Carlos Gómez Sal.

Igualmente, se han designado patronos electos a Manuel Angel Castañeda, José Luis Gil y Manuel Mariño por su "decidida vocación de implicarse en los fines que la Fundación persigue". Además, se ha actualizado la composición de la Comisión Delegada y se han modificado algunos artículos estatutarios.

Asimismo, se han ratificado las cuentas anuales y el informe de gestión de la Fundación Comillas correspondientes al ejercicio 2011, al tiempo que se ha dado a conocer el proyecto de Plan de Actuación y el presupuesto para 2012.

Finalmente, se ha dado el visto bueno a las Cuentas anuales de la Sociedad de Activos Inmobiliarios del Campus Comillas, correspondientes a los ejercicios 2010 y 2011, y se ha acordado constituir una comisión de trabajo que dé cobertura y respaldo en su labor al director de la Fundación, Ignacio Gavira, y su directora académica, Kim Griffin.