Fabri marca como su único objetivo «devolver al Racing a Primera»

José Campos, Ángel lavin y el nuevo entrenador, Fabri, se dan la mano tras la presentación. / javier Cotera/
José Campos, Ángel lavin y el nuevo entrenador, Fabri, se dan la mano tras la presentación. / javier Cotera

El nuevo entrenador afirma que su labor al frente del equipoestará presidida por «la humildad, el trabajo y el respeto»

PABLO SÁNCHEZSantander

. «Vengo con todas las ganas del mundo para trabajar con un único fin: intentar por todos los medios llevar al Racing de vuelta a Primera División». Así de tajante se expresó ayer el nuevo entrenador del primer equipo verdiblanco, Fabriciano Fabri González, durante su presentación en las oficinas del club en los Campos de Sport de El Sardinero. En su breve intervención al inicio del acto, el gallego añadió que su trabajo estaría cocinado por tres ingredientes: «humildad, trabajo y respeto».

El técnico llegó al estadio pronto y en taxi, mientras en las oficinas del club tenía lugar el enésimo desencuentro entre Saiz y Lavín. ¿Preocupación por la situación social que se respira en el club? Nada de eso. Fabri no entra a valorar esta circunstancia. «No sé nada de prensa, de las cosas que pasan. El futuro se labra con los resultados del presente», se limitó a decir.

Pero, lo primero, el origen de la contratación: su apresurada salida del Huesca, alegando «problemas personales». Intentó explicarse ayer el entrenador. «No hay relación alguna entre mi marcha y el fichaje por el Racing declaró. Yo no creía que el Huesca pudiese luchar por el ascenso. Los contactos con el Racing se produjeron ayer (por el lunes) al mediodía y yo dejé a mi anterior equipo la semana pasada».

A partir de ahí, la comparecencia ante los medios se centró en el aspecto puramente deportivo. ¿Fabri defensivo? El lucense no está de acuerdo con esa definición y puso como ejemplo de su idea de juego los abultados resultados con los que su Granada se deshizo de algunos rivales durante la campaña del ascenso. En cuanto al Racing, quiso curarse en salud. «Es un equipo en fase de construcción dijo. Le faltan futbolistas. Tenemos que tener paciencia, aún cuando eso suponga no obtener resultados con prontitud. No debemos precipitarnos».

En este sentido, mostró su intención de estudiar con detenimiento a la plantilla antes de emitir un juicio sobre su encaje en el proyecto que, desde ayer, encabeza en el equipo santanderino.

Asimismo, se le preguntó sobre las necesidades deportivas inmediatas del Racing. «Vamos a buscar a gente en la posición de delantero», dijo. Y mostró su intención de «ir de la mano con el club» para concretar los fichajes. «La gente que llegue tiene que ser importante para ayudar y dar personalidad al equipo».

«Un equipo competitivo»

La intención del nuevo entrenador del Racing pasa por armar «un equipo competitivo». Fabri desató todo su optimismo: «Yo soy un luchador, un peleas, vengo de abajo. Nadie daba un duro por el Granada hace dos años. En mi cabeza está esa ilusión de conseguir un Racing ganador y lograr el ascenso».

Para ello, cree que todos los jugadores del primer equipo racinguista «son importantes». Así, una de sus primeras medidas fue reunirse en La Albericia, y de manera individualizada, con los que van a convertirse, a partir de la mañana de hoy, en sus pupilos.

«Independientemente de que el juego sea o no bonito, tenemos que ser competitivos», aseguró, al tiempo que declaró que aún es pronto para ver al Racing que quiere. «Todavía no he cogido las riendas», se excusó.

A partir de ahí, su meta: «vivir el día a día, poniendo la máxima ilusión». No es poca cosa.

 

Fotos

Vídeos