Santander homenajeará a Alberto Pico y Julián Torre

De izquierda a derecha, Alberto Pico y Julián Torre./
De izquierda a derecha, Alberto Pico y Julián Torre.

Una placa en la Plaza de La Pesca en el Barrio Pesquero recordará la entrega y dediciación de estos dos sacerdotes

P. CHATOSantander

El Ayuntamiento de Santander rendirá el próximo domingo un homenaje a los sacerdotes Julián Torre y Alberto Pico por "su trabajo y dedicación al Barrio Pesquero durante toda su vida". Será un acto sencillo que dará comienzo a las 11.00 horas con una misa en la parroquia del Barrio Pesquero en recuerdo de Julián Torre, en la que participará el coro del Barrio. Tras esto se descubrirá una placa que se ubicará en la plaza de La Pesca, en la que se podrá leer: "La ciudad de Santander a don Alberto Pico y don Julián Torre, desde el afecto más profundo, en agradecimiento por toda una vida de compromiso, entrega y dedicación a los vecinos del Barrio Pesquero".

Es esta idea la que ha destacado el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, que en nota de prensa ha resaltado que con este homenaje la ciudad quiere "agradecer la entrega sin límites que han demostrado Alberto Pico y el recientemente fallecido Julián Torre. Dos personas luchadoras, que han dado su vida al servicio de sus vecinos mostrando siempre el lado más humano ante las situaciones más complejas".

El Ayuntamiento de Santander ya ha puesto en conocimiento de los vecinos del barrio, de los comerciantes, hosteleros y los usuarios de la Guardería Valterra la celebración de este homenaje que también ha sido comunicado por parte del alcalde de Santander al padre Alberto Pico.

De la Serna manifestó que con este homenaje, el Ayuntamiento quiere agradecer "los cientos de gestos, proyectos, e iniciativas sociales impulsadas por dos personas que siempre han trabajado por y para los demás, manteniendo como referente su fe y la esperanza en mejorar la calidad de vida de sus vecinos, algo que sin duda consiguieron".

El alcalde destacó así, entre otras actuaciones, la gran labor social y educativa llevada a cabo en el Barrio Pesquero en la década de los años 70 "luchando por mantener la educación de los niños del barrio, por conseguir hogares para las familias y recursos para los que se encontraban en las situaciones más desfavorecidas".

Pico y Torre son dos figuras claves en el desarrollo educativo y social de una zona habitualmente castigada por la historia de la ciudad. Dos personajes básicos para entender la vida de este barrio en las últimas décadas, con una labor basada, a menudo, en los más pequeños.

 

Fotos

Vídeos