11.000 euros por caerse por las escaleras en una urbanización de Suances

La Audiencia de Cantabria condena a la comunidad de propietarios a indemnizar a una mujer que cayo por un peldaño roto sin señalizar

EFESantander

La Audiencia de Cantabria ha condenado a la comunidad de propietarios de una urbanización de Suances a pagar 10.870 euros a una mujer por las lesiones que sufrió al caerse en unas escaleras que tenían un peldaño roto que no estaba señalizado.

La Audiencia se ha pronunciado así tras aceptar el recurso que presentó esta mujer contra el fallo del Juzgado de Primera Instancia que determinó que no tenía derecho a ser indemnizada y le impuso las costas.

La mujer reclamó a la comunidad de propietarios por las lesiones que sufrió al caerse por las escaleras de la finca en octubre de 2007, al resbalarse por pisar un peldaño roto, según aducía.

La comunidad de propietarios alegaba que había prescrito la acción judicial y que no se había probado que está mujer se hubiera caído realmente en esa urbanización.

La sentencia del Juzgado estimó la prescripción y también entró a resolver el fondo de la cuestión, en un fallo que no comparte la Audiencia de Cantabria .

La Audiencia entiende que la acción judicial no está prescrita y considera que se ha acreditado la relación causa-efecto entre el daño que sufrió la mujer y una omisión imputable a la comunidad de propietarios.

La Sala indica que la prueba testifical acredita que la caída de la mujer se produjo en las escaleras de la comunidad de propietarios de esa edificación de Suances .

Uno de los testigos encontró a la mujer allí caída y la ayudó a que se levantara y, según su relato, en ese mismo momento ésta se quejó de dolores en el hombro, en el codo y en la muñeca.

El tribunal indica que, según las fotografías aportadas, esas escaleras tenían el tercer peldaño empezando por abajo roto, aunque ese testigo no pudo precisar si la mujer estaba caída cerca de él.

Sin embargo, sí aclaró ese testigo que la demandante estaba al pie de las escaleras, y ese dato basta a la Audiencia para determinar que la mujer debe ser indemnizada.

La Sala señala que el escalón roto en el centro de las escaleras, que además no tenían pasamanos, es "causa necesaria y suficiente" para producir la caída, sobre todo teniendo en cuenta que sucedió por la noche, en un lugar sin iluminación.

Agrega que la comunidad de propietarios no ha probado que tuviera señalizado ese escalón roto, ni que adoptara ninguna medida para evitar que la gente pasara por ahí.

La sentencia explica que, a raíz de la caída, esta mujer sufrió lesiones de las que tardó en curarse 151 días, de ellos 77 impeditivos, y añade que como secuelas le han quedado dolores en un hombro y limitación de la flexión en un codo.

De acuerdo con estos datos, la Audiencia estima que la mujer debe ser indemnizada con 10.870 euros por la comunidad de propietarios de la finca.

Fotos

Vídeos