Comienza la restauración de 'La Casa de las Princesas' de Reinosa

Obras en 'La Casa de las Princesas'. / A. García/
Obras en 'La Casa de las Princesas'. / A. García

Los trabajos en una primera fase se centrarán en la eliminación del tejado y de la última planta del edificio

ANA GARCÍAReinosa

Comienza la restauración de la llamada 'La Casa de las Princesas' de Reinosa que afectará al tejado, la última planta y la fachada oeste. Los trabajos se abordan tras detectarse el deterioro del edificio, una construcción emblemática donde se fraguó uno de los capítulos más importantes de la historia de la localidad.

El estado de esta casa, situada en la Plaza de Juan XXIII, justo en el casco histórico de la ciudad era de notable deterioro.

La intervención en el edificio ha venido motivada tras la tramitación de un expediente de restauración urbanística a instancias del Ayuntamiento de Reinosa que detectó el hundimiento de parte de la cubierta y dos forjados interiores.

Los trabajos en una primera fase se centrarán en la eliminación del tejado y de la última planta de la casa, hasta la altura de unos cuatro metros desde el suelo. Se llevará a cabo la numeración de las piedras que se retiren, puesto que el permiso de construcción obliga a respetar la fachada oeste del edificio.

Esta intervención se efectuará para salvaguardar la seguridad de los viandantes a la espera de ver qué destino le quieren dar los dueños del edificio, según ha manifestado el concejal de Urbanismo, Miguel Angel Higuera.

La Casa de las Princesas ha sido transformada en varias ocasiones en el transcurso de los años. Una de las últimas reformas se remonta a los años 40 por lo que del edificio original no queda ningún vestigio.

'La Casa de las Princesas', debe su nombre a un importante hecho histórico que tuvo lugar en este edificio. Ese fue el lugar donde Don Juan, hijo de los Reyes Católicos, celebro parte de los esponsales con la que sería su esposa, doña Margarita de Austria, hermana de Felipe el Hermoso, en 1497.

Tiene tres fachadas que dan a la Plaza Díez Vicario, la Calle Mayor, y la Plaza Juan XXIII. Fue construida en el siglo XV aunque muy reformada en los siglos posteriores. Tiene planta rectangular y dos plantas de altura, con cubierta a dos aguas. Lo más destacable es la rejería que cubre las ventanas, decorada con medallones con relieves de bustos femeninos.

 

Fotos

Vídeos