Igualdad agridulce en Zaragoza

Un grupo de aficionados del Rayo Cantabria anima a su equipo en Utebo. / Foto: DM/
Un grupo de aficionados del Rayo Cantabria anima a su equipo en Utebo. / Foto: DM

Con el empate a un gol ante el Utebo, el Rayo Cantabria obtiene un buen resultado para el partido de vuelta

CARLOS URIZUtebo (Zaragoza)

El Rayo Cantabria sacó un resultado positivo en Utebo tras empatar a un gol. Los de Fernando Tejerina se adelantaron en el marcador, pero el conjunto de casa logró igualar la contienda. Un resultado positivo desde el punto de vista estrictamente matemático, ya que el 0-0 inicial le serviría en la vuelta al Utebo para pasar de ronda. Pero un marcador que deja un sabor de boca agridulce al haberse puesto por delante y no haber conseguido vencer finalmente. Con este resultado, todo queda abierto para la vuelta que se disputará el próximo domingo en el Municipal de San Román, con un puesto en la segunda ronda en lucha.

El Rayo Cantabria llegaba al municipio zaragozano de Utebo tras terminar la liga regular en segunda posición, empatado a 83 puntos con el Club Deportivo Tropezón, primer clasificado, después de haber conseguido 25 victorias y ocho empates, y de haber cosechado cinco derrotas. Por su parte, el Utebo, cuarto clasificado del grupo aragonés, con 72 puntos, llegaba al partido después de haber perdido en la última jornada la tercera posición.

Los pupilos de Fernando Tejerina acudían al encuentro intentando buscar un resultado positivo que les hiciera afrontar la vuelta con garantías. Por ello, era especialmente importante marcar en el encuentro como visitante. Durante los primeros instantes del encuentro la clave del choque fue la entrega de los dos equipos ante todo lo que había en juego.

Partido propio de playoff desde el principio, la garra de los dos equipos se imponía sobre el tapete del campo, sin apenas fútbol. Los dos conjuntos se tenían un gran respeto y miedo a encajar un primer gol psicológico que podría ser un verdadero golpe para los intereses de uno u otro equipo, por lo que les concesiones eran mínimas y las líneas formaban muy juntas, sin conceder espacios.

Las oportunidades

La primera oportunidad del partido fue una ocasión del defensa local Capapé, pero su disparo se marchó fuera por poco. La siguiente acción de peligro también llegó de las botas de Lolo Franco para que Cristian Loeffleur cruzara excesivamente la pelota. La primera oportunidad visitante estuvo en las botas de Kamaté pero, tras una gran acción individual, no supo resolver.

En el minuto 37 llegó la mejor acción en una jugada que nace de un robo del lateral izquierdo local y que, tras una pared, lanzó sobre la puerta cántabra sin hacer gol. Antes del descanso los locales tuvieron otras dos ocasiones por medio de Manuel Franco, que fue el mejor sobre el terreno de juego y de Nacho.

En la segunda parte, el Rayo Cantabria salió con nuevos bríos y tomó las riendas. El primero en crear peligro fue Saúl, que obligó al portero local a hacer la parada de la tarde. Cerca de la hora de partido, Cristian Loeffleur llegó a línea de fondo e hizo el pase de la muerte buscando a su compañero, pero el meta cántabro logró atajar la pelota en una parada de verdadero mérito.

Los goles

De lo que pudo ser el 1-0 al 0-1. Así, en la acción siguiente sacó Pablo, la pelota le llegó a Lavín, que en un rápido contragolpe se la pasó a Kamaté, que convirtió el gol. El partido estaba loco y poco después le fue anulado un gol al Utebo por fuera de juego. Los banquillos estaban en plena ebullición y el refresco le pareció venir mejor al equipo de casa.

Cristian Loeffleur haría el gol del empate tras un pase del Roldán. Quizá el único pero defensivo de un Rayo Cantabria que mostró un gran empaque. Saúl, Pabluco y Kamaté fueron los hombres más destacados en el aspecto individual. El Rayo Cantabria tiene motivos para el optimismo tras lo visto en Utebo.

En líneas generales, el Rayo Cantabria causó una gran impresión en el campo de césped artificial de Santa Ana. El partido estuvo marcado por la tímida iniciativa local ante un Rayo Cantabria excelentemente puesto sobre el terreno de juego, con una gran aportación de su pareja de centrales y medio centros. Pablo apenas fue exigido, lo que dio muestras del buen hacer en faceta defensiva del Rayo Cantabria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos