La Guardia Civil encuentra unas botas que podrían pertenecer al hombre que cayó al mar en Cueto

Un helicóptero trabaja con las lanchas de Salvamento Marítimo y de la Guardia Civil que participan en la búsqueda. / Sane/
Un helicóptero trabaja con las lanchas de Salvamento Marítimo y de la Guardia Civil que participan en la búsqueda. / Sane

Se reanudan las tareas de búsqueda en el mar y la costa con unas mejores condiciones de visibilidad

MARIÑA ÁLVAREZSantander

Efectivos de la Guardia Civil del Mar que participan en el dispositivo de rescate de una persona que cayó al mar el lunes por la noche en los acantilados de Cueto encontraron ayer por la tarde unas botas en un punto de la costa entre La Maruca y el Faro de Cabo Mayor. Es, de momento, el único vestigio que ha aparecido y que pudiera pertenecer a la persona que se está buscando, aunque todas las hipótesis se mantienen abiertas.

Esta mañana se han reanudado las tareas de búsqueda que hoy se verán facilitadas al haber mejorado el tiempo y con una visibilidad mucho mayor que la de ayer martes.

Según ha podido saber este periódico, se manejan como posibles identidades dos casos recientes de desaparecidos, «una mujer que pudo caer al agua y una desaparición que otra familia ha denunciado», sin descartar que pudiera tratarse de cualquier otra persona. Ayer, el mal tiempo, la falta de visibilidad y los chubascos intermitentes dificultaron las labores de búsqueda de la persona que supuestamente cayó al mar a la altura del Panteón del Inglés. Un pescador que estaba en el Puente del Diablo fue el que escuchó sus gritos de auxilio y avisó a los servicios de emergencia sobre las 21.40 horas, movilizándose un amplio dispositivo de rescate que de momento no ha dado frutos. La voz escuchada por este testigo es la única prueba que manejan los efectivos de rescate, que buscan «a un hombre mayor y con acento español».

En el operativo de esta mañana participarán el helicóptero del 112 del Gobierno de Cantabria y una lancha de Cruz Roja. Por la tarde, estos efectivos serán relevados en las operaciones de búsqueda del desaparecido por el helicóptero de Salvamento Marítimo y una lancha del mismo departamento,

El lunes por la noche acudieron al lugar los Bomberos de Santander, una zódiac de Cruz Roja y el helicóptero del 112, que rastrearon por tierra, mar y aire durante más de tres horas pero sin resultado. Los bomberos recorrieron la costa iluminando la zona con focos y linternas para apoyar la labor del helicóptero y la lancha. En cierto momento de la búsqueda les pareció otear el cuerpo del hombre en el mar por lo que procedieron a fijar la zona, pero resultó ser una falsa alarma.

Ayer por la mañana el dispositivo se reanudó, a pesar de la escasa visibilidad, que obligó a retrasar la salida del helicóptero de Salvamento Marítimo. Hasta que se puso el sol se rastreó otra vez toda la costa por aire y por mar, aunque el mal tiempo impidió a los efectivos de rescate acercarse a los acantilados. Esperan que hoy, cuando se anuncia una mejoría, se pueda rastrear este espacio más cercano a tierra, donde tal vez pudiera aparecer el cuerpo. Durante todo el día no se ha observado nada anómalo en el mar que pudiera corroborar el suceso.