Una candidata adelantada

Lidia Ruiz Salmón es concejala y secretaria general de los socialistas de Torrelavega. :/
Lidia Ruiz Salmón es concejala y secretaria general de los socialistas de Torrelavega. :

Lidia Ruiz Salmón será alcaldesa de Torrelavega si prospera la moción de censura

MARIO CERROTorrelavega

Ni Ildefonso Calderón ni el resto de público que llenó en agosto la bolera Severino Prieto para presenciar el torneo de La Patrona imaginaban que la mujer que arbitró la final entre Jesús Salmón y Emilio Antonio Rodríguez iba a ser meses más tarde candidata a la Alcaldía de Torrelavega. Entre las pasiones de Lidia Ruiz Salmón (Torrelavega, 1971) está desde hace años el mundo de los bolos, pero no es la única. Le gusta la música es profesora de piano, el cine y hacer senderismo, pero, sin duda, su gran pasión es la política, algo que ha vivido desde niña. Su padre, José Luis Ruiz Allende, fue concejal y secretario general de UGT en Torrelavega, sindicato en el que se curtió antes de dar el salto al PSOE.

Ruiz Salmón la mayor de cuatro hermanas tiene una larga trayectoria política, aunque nunca ha vivido de ello de forma profesional. Esta torrelaveguense del barrio San Gil estudió Derecho no terminó la carrera y ha trabajado en el mundo de la gestión laboral. Ahora es empleada en una empresa de seguros. Su pareja es el conocido naturalista y técnico en urbanismo, Jesús García, exconcejal socialista e impulsor del proyecto Dobra 2020, que pretende poner en valor los recursos del emblemático monte de Torrelavega, desde los naturales hasta los arqueológicos.

A los 20 años fue secretaria general de Juventudes Socialistas de Cantabria y miembro de la ejecutiva regional del partido, pero no llegó a la política municipal hasta 1999, formando parte del Grupo Socialista en la oposición. Cuatro años más tarde, el PSOE recuperó el poder y Ruiz Salmón se ocupó del área de Igualdad. En la pasada legislatura, asumió también el departamento de Servicios Sociales.

Pero, sin duda, el primer gran salto político llegó el año pasado cuando sustituyó a Pedro Aguirre al frente de la secretaría general del PSOE de Torrelavega por una abrumadora mayoría, con el apoyo de la exalcaldesa, Blanca Rosa Gómez Morante, con la que ahora discrepa abiertamente. Ambas siempre han mantenido una estrecha relación hasta que hace unas semanas el comité local aprobó iniciar las negociaciones con el PRC y elegir a la propia Ruiz Salmón como candidata para desalojar de la Alcaldía de Ildefonso Calderón. Gómez Morante, portavoz socialista en el Ayuntamiento, considera que es un «error político» y que la moción ha sido impuesta por la dirección regional del PSOE, pero desde hace más de un año la que manda en el partido es Ruiz Salmón y dice que hay que respetar lo que decide la mayoría.

Solidaria

Quienes mejor la conocen aseguran que se trata de una persona sincera, responsable y luchadora, pero, sobre todo, solidaria e involucrada con los problemas de las personas. De hecho, ha colaborado con varias ONG en la defensa de los derechos de la mujer y las minorías. Como defectos, se le atribuye que es demasiado confiada con la gente, soñadora cree que es posible cambiar el mundo en el que vivimos y de las que se llevan el trabajo a casa. De trato amable y conciliador, Ruiz Salmón no está cómoda con la polémica, aunque estos días tiene ración doble. Ha mantenido un enfrentamiento dialéctico con el alcalde, que llegó a decir que la candidatura de esta «señora desconocida» era una «burla» al ciudadano de Torrelavega.

Ruiz Salmón afirmó que la ciudad no puede seguir siendo gobernada por «la extrema derecha moderada» de Ildefonso Calderón y su partido, el PP. Pero, sin duda, lo que ahora le quita el sueño es la herida que se ha abierto en su partido, con el grupo de compañeros liderado por Gómez Morante, que le acusa de haberse doblegado a la «imposición» de la ejecutiva regional del PSOE. Ella lo niega y justifica el paso dado por su partido porque «no actuar ahora pesaría en el futuro de la ciudad».

 

Fotos

Vídeos