Nacho Rodríguez y Kily abandonan el Noja, que se queda con 14 jugadores

Imagen de archivo de Nacho Rodríguez durante un encuentro ante el Celta. / Andrés Fernández/
Imagen de archivo de Nacho Rodríguez durante un encuentro ante el Celta. / Andrés Fernández

El delantero ficha por el Alcoyano y el lateral izquierdo tiene una oferta de trabajo en Asturias, ajena al fútbol, que no quiere rechazar

J. COMPOSTIZOAlcoy

Nacho Rodríguez y David Álvarez, conocido futbolísticamente como Kily, son los dos últimos jugadores que han decidido abandonar la Sociedad Deportiva Noja, que ve como su vestuario se desmantela. Las dificultades económicas de la entidad hace que no pueda pagar a sus futbolistas, que acumulan retrasos en los cobros sólo han recibido una nómina y promesas incumplidas. Con estas dos marchas son siete los jugadores que han causado baja en el equipo costero en las últimas semanas tras las salidas anteriores de Collado, Zarandona, Aitor Pastoriza, Javi González y Andoni. Y puede que no sean las últimas, ya que otros integrantes de la plantilla han indicado a sus representantes que acentúen el trabajo y busquen otras opciones en el mercado.

En este momento, la plantilla del Noja ha quedado reducida a sólo 14 jugadores profesionales, dos de ellos lesionados, Álvaro y Raúl Rodrigo, por lo que el entrenador Marco Díaz sólo podrá contar con 12 futbolistas para el encuentro que les enfrentará el domingo al Sporting B en las instalaciones de Mareo. Además, el club no puede realizar fichajes en el mercado de invierno porque tiene suspendidos los derechos federativos por las denuncias interpuestas por varios jugadores por los impagos, por valor de 52.000 euros.

Dos puntales

Los dos últimos que han rescindido sus contratos son Nacho Rodríguez y Kily, dos de los baluartes del equipo costero, tal y como certificaron durante la jornada de ayer.

Nacho Rodríguez (Tarrueza, 1982), el mayor goleador del Noja, con 9 tantos en 15 partidos, se ha comprometido con el Alcoyano, club que milita en el Grupo III de la Segunda B y que ocupa actualmente puestos de derecho a jugar la promoción de ascenso a la División de Plata del Fútbol Español. El delantero cántabro ha estado valorando también dos ofertas de clubes extranjeros, pero finalmente se decantó por el equipo de Alcoy, por su atractivo proyecto tanto deportivo como económico.

Nacho llegó el pasado verano al conjunto nojeño de la mano de Jesús Merino, con un contrato de dos temporadas y opción a otra por objetivos conseguidos. Pero el Noja tuvo que asumir en su contrato una cláusula por la cual podía rescindir sus servicios en el momento que un club se interesase por él, en el mercado invernal o a final de temporada, opción que ha ejecutado ahora el laredano.

Surgido de las categorías inferiores del Racing, con el que llegó a debutar en Primera División, pasó luego por la Cultural, Cartagonova, Logroñés, Alavés B, Oviedo, Marino, Lanzarote y, antes de regresar a su tierra para jugar desde este verano en el Noja, jugó la pasada campaña en la Bundesliga austríaca en el SV Ried, con el que llegó a proclamarse campeón de Copa.

Por su parte, Kily (Avilés, 1984), internacional con la selección de Guinea Ecuatorial, también decidió durante las vacaciones navideñas que no aguantaba más y ha solicitado la baja al club cántabro. «Aún no tengo la baja, por lo que tengo que seguir entrenando, pero ya no me siento jugador del Noja ni quiero vestir más esta camiseta», aseguró ayer el jugador asturiano a este periódico desde su tierra natal.

Kily, que tan sólo ha jugado ocho encuentros en lo que se lleva de campeonato por diferentes problemas musculares, reconoce que tiene una oferta de trabajo en Asturias que no puede ni quiere rechazar. «Sé que no es plato de buen gusto no poder pagar, pero tengo una oferta de trabajo y no la puedo perder, por lo que tendré que aceptar lo que me digan en el club para poder rescindir el contrato».

El lateral zurdo asume que «con casi toda seguridad tendré que perdonar lo que me adeudan, no me quedará otro remedio. Sé que las cosas están mal, pero estoy agradecido al Noja por haberme dado la oportunidad de jugar en Segunda B». Y se empeña en resaltar que su marcha no es para fichar por otro equipo sino «porque me han ofrecido un puesto de trabajo».

 

Fotos

Vídeos