La gran ola de San Vicente

Momento en el que la ola arrasa una de de las calles de la villa marinera. / Vídeo: Manuel Noriega Fernández/
Momento en el que la ola arrasa una de de las calles de la villa marinera. / Vídeo: Manuel Noriega Fernández

Invadió esta madrugada las calles de la villa marinera coincidiendo con la pleamar

VICENTE CORTABITARTESan Vicente de la Barquera

"Lo estaba grabando con mi teléfono móvil y no me lo podía creer, era como ver llegar el tsunami de una película" manifiesta Manuel Noriega que en la madrugada del domingo retrasó la salida del popular pub Sherezade, situado en el centro de San Vicente, que regenta junto a su hermano Javier, porque ya preveían que la mar llegaría a invadir parte de las calles del centro de la villa, algo que sucede en contadas ocasiones.

Lo que no se imaginaba es que ocurriese con la fuerza que se produjo, por lo que en esta ocasión se han visto afectados numerosos locales del centro de la villa marinera, por lo que sus dueños han estado a lo largo de toda la mañana de hoy domingo afanándose en limpiarlos y reparar los daños ocasionados.

Incluso el mar llegó a mover varios coches aparcados, arrancó losetas el suelo y movió piedras. Hasta la misma puerta de la oficina de la Policía Local, situada en la avenida Antonio Garelli, la zona mas afectada, se tuvieron que retirar varias de esas piedras de gran tamaño arrastradas por el mar. Las dependencia municipales, al igual que el resto de locales de esa zona se vieron afectados por la llegada del mar.

Daños que también han sido muy cuantiosos en todas las instalaciones de las playas barquereñas. Los empleados municipales y la Policía Local de San Vicente señalaban que la mayor parte del equipamiento ha quedado totalmente destruido. "El mar se ha llevado, todas las pasarelas, duchas, lavapiés e incluso ha movido las cabinas de los aseos que se encontraban situadas a unos metros de altura, zona en donde parece increíble que haya podido llegar el agua" relataba el encargado de obras del Ayuntamiento barquereño.

El mar llegó con tanta fuerza que atravesó toda la zona dunar de Merón y se adentro cerca de 200 metros, afectando a las urbanizaciones de la playa, inundando las instalaciones del Hotel Don Ramón, entro otros locales.

También se ha visto muy afectadas las instalaciones del Club de Remo, en el barrio de La Barquera, así como el conocido restaurante Annua que se encuentra situado a la entrada del rompeolas. Este establecimiento está en estos días cerrado por vacaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos