La alcaldesa de Bárcena de Pie de Concha asume la presidencia de la Mancomunidad de Iguña y Anievas

Foto: Nacho Cavia/
Foto: Nacho Cavia

Carmen Mier toma el relevo de Pablo Gómez en la dirección de un organismo escaso de recursos

NACHO CAVIABárcena de Pie de Concha

La presidencia de la Mancomunidad de Servicios de los valles de Iguña y Anievas residirá durante los dos próximos años en manos de la alcaldesa de Bárcena de Pie de Concha, Carmen Mier (PP), ilusionada al asumir un reto como es el de gestionar una unión de municipios lastrada por unos recursos económicos muy limitados. El alcalde de Arenas de Iguña, Pablo Gómez (PRC), fue el responsable de entregar un bastón de mando que ha mantenido durante otros dos años, en los que no ha tenido reparos a la hora de criticar la situación actual de la mancomunidad, falta de subvenciones y gestión de servicios deficitarios. De hecho se despide con la aprobación de un Plan Financiero que pretende salvar la situación económica que atraviesa la mancomunidad, con reducción de ingresos y aumentos de gastos.

Pablo Gómez explicó ayer mismo el notable descenso de las subvenciones destinadas a todas las mancomunidades, un retroceso en las inyecciones económicas que en caso de la unión de municipios en los valles de Iguña y Anievas ha pasado de percibir 60.000 euros en ejercicios anteriores a los 12.000 euros en el presente ejercicio. A eso hay que añadir, explicó el presidente, también alcalde de Arenas de Iguña, el incremento de las tasas por la recogida de la basura, lo que ha supuesto un desajuste entre ingresos gastos que hay que acomodar en el futuro, dijo.

En el caso de la recogida de residuos sólidos la reducción de la frecuencia de retirada de basuras por parte de Mare paralela al aumento de coste del servicio ha sorprendido al alcalde, reacio como presidente de la mancomunidad a trasladar ese aumento a los vecinos.

Otra muestra de la situación de la mancomunidad son sus presupuestos. El correspondiente al ejercicio 2013, 438.203 euros, es un 40% más bajo que el de 2012, que superó los 730.000 euros. Y no descarta que en 2014 siga bajando, pero eso queda en manos de Carmen Mier. Como presidenta de la mancomunidad aseguró que estudiará su situación para "hacer todo lo que esté en mi mano por mejorar los resultados y hacer una gestión que, con ayuda del resto de los alcaldes, ponga en valor esta mancomunidad".

En el traspaso de poderes también estuvo el alcalde de Molledo, Dámaso Tezanos. No pudo asistir el de Anievas, Agustín Pernía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos