Inaugurada en Laredo una estatua de Diego del Barco en el bicentenario de su muerte

Autoridades asistentes al acto del homenaje./
Autoridades asistentes al acto del homenaje.

El alcalde de Laredo, Ángel Vega, ha descubierto una placa en recuerdo del brigadier coruñés

EFE

El municipio de Laredo ha conmemorado este miércoles el bicentenario de la toma del fuerte del Rastrillar con la inauguración de una estatua de bronce en honor del brigadier coruñés Diego del Barco quien falleció al mando de las tropas que culminaron el asalto de esta fortificación en la Guerra de la Independencia.

El alcalde de Laredo, Ángel Vega, ha descubierto una placa en recuerdo de Diego del Barco, acompañado por la concejal del Ayuntamiento de La Coruña, Carmen Hervada, que ha acudido en representación del alcalde coruñés, Carlos Negreira.

Junto a ellos han presidido la celebración la consejera de Presidencia y Justicia, Leticia Díaz; el coronel representante institucional de las Fuerzas Armadas en la región, Manuel Luis Arjonilla; el coronel director del Patronato Militar Virgen del Puerto de Santoña, Fernando Rodríguez Insausti; el coronel director del Museo Militar de La Coruña, Fernando Mariño, y el comandante Naval de Cantabria , Enrique Liniers.

También han participado en el acto las alcaldesas de Santoña, Milagros Rozadilla, y de Limpias, María del Mar Iglesias, miembros de la asociación de recreación histórica de La Coruña 'The Royal Green Jackets', así como representantes de la Asociación Napoleónica Española, de la Cofradía de Pescadores de San Martín y de la Universidad de Cantabria .

Tras la presentación del acto a cargo del director del Archivo de Laredo, Baldomero Brígido, el alcalde pejino ha evocado la gesta de aquella noche del 21 de febrero de 1814 en la que las tropas españolas "sin artillería pesada que las protegiera, lanzaron un ataque contra las posiciones del ejército invasor y padecieron numerosas bajas".

"Uno no muere mientras se le recuerda", ha subrayado Vega antes de destacar que "Laredo, a través de esta estatua -idéntica a la que desde hace ocho años se asoma al mar en los Jardines de la Maestranza coruñesa- recordará siempre a Diego del Barco y a quienes dieron su vida por España".

El acto ha continuado con un toque de oración a cargo de un cornetín del ejército, que ha precedido a la entrega de una corona de flores a los pies de la estatua por parte de la consejera Leticia Díaz y del coronel Arjonilla.

A continuación, un piquete de honores integrado por alumnos del Patronato Militar Virgen del Puerto de Santoña ha procedido a hacer una descarga de fusilería en honor del héroe coruñés.

A su término, autoridades civiles y militares han subido a bordo del tren atalayero para trasladarse hasta las inmediaciones del fuerte del Rastrillar, cuya entrada principal lleva el nombre del brigadier Diego del Barco.

Allí, el experto en fortificaciones e historiador Rafael Palacios Ramos y su colega Arsenio García Fuertes, autor de la biografía de Diego del Barco, han explicado los detalles de la maniobra militar que culminó con la liberación del fuerte de la ocupación francesa.

El homenaje ha finalizado en el interior de la iglesia de Santa María de la Asunción, donde ha tenido lugar una ofrenda floral sobre la lápida bajo la que está sepultado el brigadier Diego del Barco.