A una victoria de segunda

Iñaki sufrió un corte en la cabeza durante el intenso partido. / Celedonio./
Iñaki sufrió un corte en la cabeza durante el intenso partido. / Celedonio.

El conjunto cántabro empata a cero en el complicado campo de Llagostera | Los Campos de Sport empujarán para lograr el ascenso el próximo domingo

SERGIO HERREROSantander

El Racing salió vivo de Llagostera de cara a la vuelta en los Campos de Sport, donde tendrá que dilucidarse el ascenso a Segunda División. Un empate (0-0) que no es del todo malo. Los cántabros no pudieron arañar una victoria del complicado feudo gerundense, pero lograron mantener su puerta a cero ante un rival que creó mucho peligro en las jugadas a balón parado.

El Racing no quiso especular sobre el complicado césped del Municipal de Llagostera. El conjunto cántabro entró de lleno en un primer tiempo muy intenso y físico, en el que la pelota estuvo más tiempo por el aire que en la tierra. La fuerza con la que los pupilos de Paco Fernández y Oriol Alsina saltaron al césped se palpó con las tres tarjetas que en apenas veinte minutos ya había mostrado el colegiado. Dos para los visitantes y una para los locales.

Los catalanes dispusieron de un remate de cabeza de Salva que Mario detuvo. A partir de ahí, el dominio, cuando el balón rodaba por el suelo, era para los cántabros. Así, llegaron las mejores ocasiones verdiblancas. Tras varios disparos que hicieron trabajar al meta Moragón, la oportunidad más clara fue para Mariano. El delantero se plantó ante el cancerbero y en el mano a mano estrelló la pelota en el cuerpo del portero.

Sin embargo, los que más peligro iban a crear eran los catalanes, con un gran mordiente en las jugadas de estrategia. De hecho, cuando ya se cumplía el minuto 46 del primer tiempo, Enric Pi mandó la pelota al larguero de cabeza a la salida de un córner. Suspiro de alivio en la 'Gradona' supletoria de Llagostera.

Tal y como terminó la primera mitad arrancó la segunda. Y con el mismo protagonista. De nuevo Enric Pi iba a enganchar un saque de esquina, esta vez con el pie. El remate, picado, se marchó por encima del larguero.

El Racing se encontró más incómodo en este segundo periodo sobre el césped. Los catalanes achicaron espacios y los cántabros no supieron conectar con Koné y Mariano. La única vía era la aérea, donde los locales tenían la ventaja.

Mario mostró estar totalmente recuperado tras realizar una gran parada a disparo de Pitu. El futbolista del Llagostera probó con un tiro lejano que se colaba por la escuadra, y el arquero, muy ágil y rápido, desvió la pelota a córner.

El Racing buscó sus opciones también a balón parado, pero la superioridad catalana en esta faceta se impuso en el área.

Al final, el empate deja la sensación positiva de no haber caído en un feudo tan difícil como el de Llagostera, aunque el hecho de no haber marcado como visitante deja la eliminatoria totalmente abierta. Al conjunto cántabro sólo le vale ganar en los Campos de Sport. Por suerte, ante su afición.

#SubeAlRacing 596994 Si

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos