Cortina achaca a "una represalia" la denuncia del secretario municipal

Cortina achaca a "una represalia" la denuncia del secretario municipal

El alcalde de El Astillero está citado a declarar como imputado por la contratación de la hermana de una trabajadora municipal

EFE

El alcalde de Astillero, Carlos Cortina, ha afirmado hoy que su citación a declarar como imputado el 28 de abril tiene su origen en las denuncias planteadas por el secretario municipal "en represalia a una empleada municipal que detectó irregularidades en las gratificaciones que cobraba este trabajador".

En una nota de prensa, Cortina ha resaltado que las denuncias del secretario en torno a las contrataciones y pagos a una hermana de la trabajadora municipal que se encarga del área de Personal están "plagadas de falsedades y de medias verdades, además de tergiversar los hechos y manipular documentos en su propio beneficio".

El regidor ha señalado que se le cita a declarar por la firma de dos decretos. Uno de ellos, ha explicado, es un contrato menor del año 2008 donde la fiscal tiene dudas sobre su legitimidad y necesidad y que, en su día, ha dicho, "no tuvo objeción alguna por parte del secretario municipal". Y el otro, del año 2013, por el que se aprueba el pago de una productividad a un empleado que "ya venía recibiendo ese complemento desde hacía años", ha afirmado.

Carlos Cortina ha reiterado que el próximo martes irá a declarar "animado" a que su intervención "sirva para descubrir el juego sucio de este funcionario". Y ha considerado que "lo triste es que todo esto haya llegado tan lejos y no se haya detectado cuáles son las verdaderas intenciones de este señor, que no son otras que hacer daño por un interés personal".

El alcalde de Astillero ha añadido que ya han acudido a declarar por este asunto el actual interventor así como las otras dos personas imputadas, es decir, una empleada municipal y la hermana de esta última, que prestó servicios como autónoma para la administración astillerense.