El águila pescadora vuelve a sobrevolar la bahía

fotogalería

Poniendo un nido artificial y un posadero. / DM .

  • Marina de Cudeyo participa en un proyecto de ecoturismo para la recuperación de esta rapaz, desaparecida de la costa cántabra en la década de los ochenta

El Ayuntamiento de Marina de Cudeyo y la empresa ‘Ecoturismo Bahía de Santander’ colaboran ya activamente en un proyecto de ‘Recuperación del Águila Pescadora’ en la bahía santanderina. El pasado fin de semana voluntarios del proyecto, coordinados por el naturalista Carlos Sainz, instalaron el primer nido reclamo para un joven macho que frecuenta la Marisma del Conde entre los pueblos de Rubayo, Pedreña y Elechas. El objetivo es la reintroducción de una especie que abandonó el litoral cántabro en los ochenta acechada por la urbanización de la costa y la mano del hombre. De momento, ya hay un macho que parece interesado en instalarse, su nombre técnico de anillado es ‘P1’ y viene de la vecina marisma de Urdaibai, pero los voluntarios le han apodado ‘El Conde’, en honor a la marisma local.

El águila pescadora ('pandion haliaetus') es una rapaz que históricamente ha sido objeto de intensos estudios debido al interés que suscita su presencia en determinadas regiones de Europa y Norteamérica. En la península Ibérica se extinguió a principios de los ochenta, sin embargo, en los últimos años, gracias a programas de reintroducción, varias parejas se han reproducido con éxito en Cádiz y Huelva y existe otro proyecto en la cercana bahía de Urdaibai, en el País Vasco.

El pasado domingo, una decena de voluntarios locales desarrollaron la primera medida para la recuperación de la especie en la bahía con la instalación de un nido artificial de siete metros de altura y un posadero de ocho metros en la Marisma del Conde. Se trata de una estructura elaborada en los talleres municipales del Ayuntamiento de Marina de Cudeyo, que se ha implicado de lleno en este proyecto a través de la concejalía de Medio Ambiente que preside Pedro Pérez Ferradas.

La apuesta por el ecoturismo y la educación ambiental son "el soporte estratégico" de este proyecto, según explica su coordinador. Uno de los pilares del mismo es "implicar a la comunidad local, en la conservación de la propia especie y del resto de las aves acuáticas de la Bahía de Santander", resumieron. Entre las razones para apostar por esta especie, destaca que es una de las aves "más atractivas" que pueden observarse en la bahía "por su belleza y destreza en la pesca".

El proyecto cuenta, además, con el apoyo y asesoramiento de importantes organizaciones y entidades conservacionistas, entre las que destaca el ornitólogo escocés Roy Dennis, "un experto y un auténtico gurú" internacional en la reintroducción de especies como el águila pescadora o el milano real. Este naturalista, junto al director técnico del proyecto vasco de recuperación de esta misma especie en Urdaibai, Aitor Galarza, han apoyado el proyecto, junto a empresas locales como Dynasol y Aditya.

En pocos días, el proyecto ya augura tener buena estrella para sus impulsores, ya que sólo dos horas después de instalar el nido, un águila macho de cuatro años y proveniente de la reserva de Urdaibai se ha posado en él. Los voluntarios le han apodado con el sobrenombre de ‘El Conde’. Según los conservacionistas, en los últimos dos días también se ha visto al ave cortejar a una hembra, por lo que las esperanzas están puestas en que se consiga que la familia se asiente en Marina de Cudeyo, pero eso está por ver.

Ecoturismo municipal

El proyecto se enmarca dentro del Plan de Ecoturismo municipal, que se viene desarrollando desde principio de año y cuenta con rutas interpretativas a pie y en barco, charlas, cursos de fotografía, actividades de educación ambiental con escolares y las celebración de las II Jornadas de Ecoturismo, que tendrán lugar el próximo mes de septiembre. Según destaca el coordinador del proyecto, el naturalista Carlos Sainz, la bahía de Santander es una de las zonas del norte de la península Ibérica donde, desde el año 2001, se registran citas durante la invernada y los períodos migratorios. "La observación de numerosos ejemplares que recalan en este estuario, unido al alto éxito pesquero observado, son argumentos que justifican la idoneidad de la bahía, para implementar un proyecto de Recuperación de la especie", resumió.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate