Y de repente, Trueba se volvió impresionista

Se cumplen 25 años del estreno de 'Belle Époque', la película que ganó el Oscar y lanzó la carrera internacional de Maribel Verdú y Penélope Cruz

El joven reparto de 'Belle Epoque' celebrando el Premio Oscar (1994) junto a su director, Fernando Trueba./EFE
El joven reparto de 'Belle Epoque' celebrando el Premio Oscar (1994) junto a su director, Fernando Trueba. / EFE
Boquerini .
BOQUERINI .

Definida como 'mágica', la verdad es que 'Belle Époque' no solo ha trascendido por lo que transmite como película, que es mucho, sino por todo lo que supuso su gestación, su rodaje, y la enorme repercusión internacional que tuvo después. Fernando Trueba era ya un director consolidado, autor hasta entonces de otros seis largometrajes, con una gran formación cinéfila y un fuerte sentimiento de admiración hacia algunos cineastas a los que esta cinta, que abrió puertas y fronteras, permitió conocer sin complejos. 'Belle Époque', estrenada en diciembre de 1992, tuvo un pase oficial en la Berlinale, triunfó en los Goya y ganó el segundo Oscar de la historia del cine español. Por fin se volvía a repetir la histórica hazaña de José Luis Garci, suponiendo en cierto modo la madurez de la industria nacional.

La gestación de la película surgió en un restaurante, el Asador Frontón de Madrid donde Fernando Trueba, José Luis García Sánchez y Rafael Azcona se reunían a comer una vez por semana. Como muy bien recuerda Luis Alegre en su libro 'Belle Époque. Una película de Fernando Trueba', editado por el Festival de Cine de Málaga -festival que este 2017 dedicó a la película su Premio Homenaje-, en ese restaurante , cuyo dueño presumía de no haber leído nunca un libro, fue donde Azcona dijo: «Deberíamos buscar una coartada porque si no le gente va a pensar que nos estamos divirtiendo, y ya sabeis que nada ofende más al ser humano que la felicidad ajena».

LIbro 'Belle Époque. Una película de Fernando Trueba' editado por el Festival de Málaga.
LIbro 'Belle Époque. Una película de Fernando Trueba' editado por el Festival de Málaga.

En esas comidas fue surgiendo la historia de 'Belle Époque', sin prisas, sin apremios de ningún productor para tener que entregar un guion, sin ningún tipo de presión: «Nadie sabía que estábamos escribiendo esta historia. Ese ambiente y esa libertad con la que se escribió el guion impregnaron la película», ha contado Fernando Trueba. Durante año y medio el tema estrella de aquellas comidas fue la trama de 'Belle Époque'.

Impulso para las carreras de Penélope Cruz y Maribel Verdú

Fernando buscó un tono cercano al de las historias de su admirado Jean Renoir, el director al que había descubierto en su adolescencia disfrutando una tarde del programa doble del desaparecido cine Infantas de Madrid. Allí contempló seguidas 'Une partie de campagne' y 'French Cancan'. «Entré a las cuatro de la tarde y salí a las 12, transfigurado. Llegué a casa y en un ataque de demencia precoz escribí una carta a Renoir dándole las gracias por ser quien era y por hacer esas películas», recuerda Trueba. El espíritu de 'Une partie de campagne' impregna 'Belle Époque' de principio a fin.

En 1992, con el guion acabado, Trueba plantea el rodaje del filme. Busca el reparto, coral. Al frente, Fernán Gómez . Llama a algunos actores con los que ya había trabajado, Jorge Sanz, Maribel Verdú o Chus Lampreave, o a los que había dirigido en 'El año de las luces'. Además, incorpora a otros rostros nuevos: Penélope Cruz, Ariadna Gil, Miriam Díaz Aroca, Gabino Diego…

La película se rueda en Portugal, donde ya había rodado 'El año de las luces', en el campo próximo a Lisboa. El rodaje se prolongó siete semanas y media durante el verano de 1992. Era más barato que rodar en España pero también suponía hacerlo en un lugar idílico que no se identifica con ninguna región española. Su presupuesto es de 330 millones de las antiguas pesetas y para tener acceso a las ayudas de Euroimages, se plantea como una coproducción entre cuatro productoras: las españolas Fernando Trueba P,C, y Lola Films, una francesa y una portuguesa.

El peso fundamental lo asume Cristina Huete, esposa de Trueba. Ambos hipotecan su casa y la oficina de la productora para lograr la financiación. Fue un rodaje idílico, feliz, imbuido de la misma magia que se reflejada en el guion. Maribel Verdú dijo: «Estoy segura que nunca volveré a vivir un rodaje como ese. No creo que sea posible sentirse tan bien y tan querida y querer tanto a la gente que te rodea y trabaja contigo».

Más 'Lecciones de cine'

'Belle Époque' se estrena en España el viernes 4 de diciembre de 1992 y se convierte en un enorme éxito, tanto de crítica como de espectadores. La película es seleccionada para el Festival de Cine de Berlín, donde se proyecta el 13 de febrero de 1993. Un mes después, el 13 de marzo, obtiene 9 premios Goya (de 17 candidaturas): Película, director, guion original, actriz protagonista (Ariadna Gil), actor de reparto (Fernando Fernán Gómez), actriz de reparto (Chis Lampreave), fotografía, montaje y dirección artística.

Un año después, la película resulta elegida para representar al cine español en los Oscar de Hollywood. El 21 de marzo de 1994, en el Dorothy Chandler Pavillion de Los Angeles, tiene lugar la 66 edición de los Premios de la Academia.

Anthony Hopkins entregó el Oscar a la Mejor Película de habla no inglesa a 'Belle Epoque' (1992).
Anthony Hopkins entregó el Oscar a la Mejor Película de habla no inglesa a 'Belle Epoque' (1992). / Reuters

Allí, el actor Anthony Hopkins lee las nominadas como mejor película en lengua extranjera y 'Belle Époque' resulta ganadora. Fernando sube al escenario acompañado de su coproductor Andrés Vicente Gómez. l agradecimiento que hace Fernando Trueba es histórico: «Me gustaría creer en Dios para darle las gracias, pero yo solo creo en Billy Wilder. Gracias Mr. Wilder».

Wilder, que estaba viendo la ceremonia por televisión con su esposa, y que se acaba de servir su séptimo Martini, se le cae la copa sobre la alfombra. La esposa de Wider le grita: «Billy ¿has oído eso?». A lo que Billy Wilder, le responde: «Claro que lo he oído. Envíale al Sr. Trueba la factura del tinte de la alfombra».

Al día siguiente, Fernando recibe una llamada de Billy Wilder: «Hola Fernando. Soy Dios. No debiste decir eso ayer. Desde que lo hiciste, la gente se santigua al cruzarse conmigo por la calle».