'La caída del imperio americano', una irónica y divertida reflexión sobre el dinero

El actor Alexandre Landry./Efe
El actor Alexandre Landry. / Efe

La segunda jornada del festival vallisoletano también ha proyectado el último documental de Carlos Saura

Boquerini .
BOQUERINI .

En 1986, con 'El declive del imperio americano', el director Denys Arcand (Quebec, 1941) puso al cine francófono canadiense en órbita mundial. Aquella era una reflexión sobre el engaño como sistema de supervivencia en las relaciones y tuvo en 2003 una continuación con 'Las invasiones bárbaras', en la que retomaba los personajes del filme anterior, ahora llenos de desencanto y amargura. Este domingo la Seminci ha presentado una nueva película de Arcand, 'La caída del imperio americano'.

Pese a la semejanza de títulos, esta película es una comedia llena de ironía sobre el dinero, que nada tiene que ver con las anteriores. Ni es una secuela ni una revisión, sino una nueva mirada a la sociedad contemporánea, ahora con aspecto de thriller con mucho humor y bastante maldad.

Un joven, doctor en filosofía, se ve obligado a trabajar como repartidor con una furgoneta para poder sobrevivir a la vez que ayuda en un comedor social. Un día, mientras reparte un paquete, es testigo de un atraco al local en que debía entregarlo. La cosa acaba mal, con dos muertos y dos bolsas de deporte repletas de dinero, olvidadas en el suelo. Sin pensarlo dos veces, el joven coge las bolsas y las esconde en la furgoneta. Cuando llega la policía, él solo ha sido testigo. En principio nadie le interroga sobre el dinero.

Ante la ausencia en el Festival de Denys Arcand, ha sido la productora Denise Robert y el protagonista Alexandre Landry los que han defendido la película en la Seminci. «Lo que busca siempre Arcand son retratos de la sociedad contemporánea», ha dicho Denise Robert. «La película habla del dinero como el único y último valor de la sociedad occidental con mucha ironía. Y al hablar del dinero Arcand ha hablado también de quienes no tienen nada, de los que duermen en la calle. La película surge de su observación de la sociedad».

Para Alexandre Landry, «la codicia humana está incluso por encima del dinero, y aquí se mira el dinero». Landry reconoce además que el hecho de quedarse con las bolsas repletas de dinero de su personaje «es un acto instintivo. Es espontáneo. En esos momentos nadie sabe lo que haría. Pero el personaje tiene razón. ¿Qué importa más, la vida de los hombres o los tratos comerciales?». Actor y productora se muestran de acuerdo en una reflexión final: «Si se puede hablar de algún mensaje de la película, el único que hay es la esperanza».

'Renzo Piano, un arquitecto para Santander', de Carlos Saura

En una de las secciones paralelas de la Seminci, Tiempo de historia, Carlos Saura ha presentado su último documental, 'Renzo Piano, un arquitecto para Santander', en donde el director aragonés cambia sus películas musicales de los últimos años por una aproximación a la arquitectura. Se trata de un documental sobre el arquitecto italiano Renzo Piano y su proceso creativo para levantar el Centro de Arte de la Fundación Botín en el paseo de Pereda de la capital cántabra.

Saura acompañó a Renzo Piano durante los trabajos de construcción del edificio, creando una película que es a la vez un retrato del famoso arquitecto genovés (autor de importantes infraestructuras en todo el mundo como el Centro Pompidou de París o el Auditorio Parco della Música de Roma) y una reflexión sobre el proceso creativo y sobre el arte en general. El resultado es una película fascinante, en torno a un tema sobre el que no existen demasiadas películas rigurosas, la arquitectura, que a la vez profunciza en los misterios de la creación artística.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos