'El desentierro' y otros estrenos

Leonardo Sbaraglia, protagonista de 'El desentierro'

Leonardo Sbaraglia encabeza el reparto de un thriller ambientado en las costas de Levante

BORJA CRESPO

Primera película del cineasta valenciano Nacho Ruipérez, habitual en los festivales dedicados al formato cortometraje con títulos como 'La ropavejera' o 'La victoria de Úrsula'. En 'El desentierro' ha contado con Jan Cornet, premio Goya al actor revelación por 'La piel que habito', y Leonardo Sbaraglia encabezando un reparto coral que incluye a Luis Bermejo, excelso en 'Magical Girl', Rosana Pastor, Raúl Prieto ('Que Dios nos perdone') y Arben Bajraktaraj, presente en la saga cinematográfica de Harry Potter. Televisión Española participa en la producción de este thriller que transcurre en un pueblo del levante costero donde un hombre emprende la búsqueda de su padre, al cual había dado por muerto durante dos décadas.

'Cuando yo no esté

Basada en el best-seller de St John Greene, Niall Johnson, máximo responsable de 'Secretos de familia', dirige y firma el guion de 'Cuando yo no esté', la historia de una pareja cuya vida cambia de sopetón cuando irrumpe en escena una enfermedad incurable. Imaginar lo que pasará con su familia una vez no esté la protagonista vertebra un drama romántico sobre el dolor, cuyo elenco principal conforman Emilia Fox ('El último acto') y Rafe Spall, visto en la mastodóntica 'Jurassic World: El reino caído' y en la curiosa cinta de terror 'El ritual'.

'Trenk, el pequeño caballero'

Producción alemana de animación tradicional, ambientada en la Edad Media. 'Trenk, el pequeño caballero' cuenta con castillos, torneos, dragones y espadas. Y, por supuesto, con una princesa. Un niño campesino es el rey de la función. Quiere dejar las tareas propias de su condición para convertirse en un caballero. Lo interesante del filme es que resuelve situaciones de conflicto sin recurrir a la violencia, a pesar de la temática. Un producto de entretenimiento con mensaje dirigido a la pequeña audiencia.

'Alegría, tristeza'

Siempre es un placer disfrutar del trabajo actoral de Roberto Álamo, sobre las tablas o en pantalla grande. Si en los teatros dejó claro su valía en producciones como 'Urtain', su papel en 'Que Dios nos perdone', de Rodrigo Sorogoyen, compartiendo encuadre con Antonio de la Torre, le permitió llevarse un Goya al mejor actor en 2016. Años antes ya había conquistado a la profesión con el mismo galardón al mejor actor de reparto por su entrañable participación en 'La gran familia española'. Ibon Cormenzana, director de la interesante 'Jaizkibel' y 'Los Totenwackers', dirigida al público infantil, está detrás de la cámara, además de formar parte de la producción, terreno en el que se mueve habitualmente ('Blancanieves', 'El árbol de la sangre'). Manuela Vellés da la réplica a Álamo, un bombero con problemas emocionales, en una historia que habla sobre el amor y la superación.

'Mi obra maestra'

Premio del público en la reciente Seminci de Valladolid, presente fuera de concurso en Venecia, 'Mi obra maestra' supone un paso más en la filmografía del autor argentino Gastón Duprat, encumbrado gracias al calado de obras recientes como 'El ciudadano ilustre' -con más de treinta premios internacionales, entre ellos el premio Goya a la Mejor Película Iberoamericana- o el documental 'Todo sobre el asado'. Su última apuesta se antoja más dibujada de los habitual en su trayectoria pero igualmente efectiva, quizás por más convencional y menos cínica. Guillermo Francella, cara visible en 'El secreto de sus ojos', Luis Brandoni, parte del casting de la aconsejable comedia 'No sos vos, soy yo', y el español Raúl Arévalo ponen rostro al trío protagonista de una comedia sobre el compañerismo con tintes dramáticos.

El primer nombre da vida a un galerista embaucador que encuentra en el rol interpretado por Brandoni a un pintor en decadencia del que poder aprovecharse. Por supuesto, se ven envueltos en un enredo que se descontrola secuencia a secuencia. La química entre los actores principales resalta en un relato que «reflexiona sobre las contradicciones de la creación artística y los límites de la amistad», según destaca su máximo artífice. Se rodó durante ocho semanas en Buenos Aires, Rio de Janeiro y en escenarios naturales de Jujuy. Un valor añadido.

 

Fotos

Vídeos