Jennifer Garner se venga del asesino de su familia en 'Matar o morir'

Jennifer Garner, una mujer de armas tomar.

La actriz protagoniza una violenta historia de venganza como si fuera un 'Punisher' en versión femenina

BORJA CRESPO

Las historias violentas de venganza siguen nutriendo al cine de entretenimiento. Aunque la película del momento que abraza esta temática, 'Mandy', es insuperable, con un Nicolas Cage desbocado armado con una motosierra, hasta su estreno el día 31 de este mes podemos aliviar la sed de acción y muertes in crescendo en pantalla grande con 'Matar o morir', filme al servicio de una desatada Jennifer Garner -un gusto verla en la recién estrenada serie de HBO 'Camping'- que aparca a un lado los dramas y comedias facilonas para dejarse llevar por las armas.

La conocida actriz, la misma que hace años fue Elektra sin fortuna, interpreta a una madre obsesionada con vengarse de aquellos que han pisoteado su vida sin escrúpulos. No tiene nada que perder y asesinar a los culpables de su trágica existencia tras la masacre de su familia se convierte en la única motivación de una propuesta perpetrada por el realizador francés Pierre Morel, un tipo solvente que, a tenor de las críticas que inundan Internet, aquí ha pinchado. Formado con Luc Besson, trabajó en películas como la serie «Transporter» y debutó como director con «Distrito 13». Con «Venganza» y «Desde París con amor» convenció a todos, pero en su nueva apuesta no ha contado con similar resultado.

En 'Matar o morir' Jennifer Garner es la reina absoluta de la función, una magnolia de acero que se plantea el asesinato en cadena como una de las bellas artes. Es capaz de darle al gatillo con una precisión sorprendente y tampoco le ha ascos a las armas blancas o una buena ametralladora. Nada nuevo bajo el sol en este 'Punisher' en versión femenina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos