Angry Birds 2: La Película

Vuelven los pájaros malhumorados

Fotograma de 'Angry BIrds 2'

Borja Crespo
BORJA CRESPO

Abramos paso al tercer gran estreno animado del verano. 'Angry Birds 2: La película', secuela de la propuesta basada en el popular juego de los pájaros enojados, un éxito de taquilla, irrumpe en la cartelera para empujar definitivamente a un lado a la cuarta entrega de 'Toy Story', de lo mejor de la temporada estival, y hacerle cosquillas a 'Mascotas 2', que no ha podido con Tarantino el pasado fin de semana de estreno (ha quedado segunda en el ranking). No sólo los tebeos de superhéroes nutren el actual cine comercial, también los videojuegos. Al fin y al cabo, exprimir las franquicias de los huevos de oro es tendencia. El lanzamiento que nos ocupa tira del popular pasatiempo electrónico de Rovio, con más de 4.000 millones de descargas hasta la fecha, protagonizado por una pandilla de grotescos personajes que buscan con acierto, a base de humor e ingenio, el entretenimiento de espectadores grandes y pequeños.

'Angry Birds 2' está pensada para un público de todas las edades, el universo de la franquicia se expande, sin pretensiones, con una sucesión de gags hilvanados, aunque el sector infantil es el más beneficiado. Los pájaros de colores y los cerditos verdes vuelven a encontrarse en una nueva aventura, de ritmo in crescendo, donde deben aliarse para hacer frente a una amenaza común. Isla Pájaro e Isla Cerdito están en peligro. Red (Jason Sudeikis, en la versión original), Chuck (Josh Gad), Bomb (Danny McBride), Leonard (Bill Hader) y demás divertidos caracteres se unen en una impredecible tregua en una comedia de animación ideal para disfrutar en una sala con aire acondicionado, una buena bolsa de palomitas y alguna bebida refrescante. Una buena manera de ir aceptando que mengua el calendario de días festivos.

Los personajes del archiconocido videojuego, pasto de merchandising, cobran vida en la gran pantalla para el deleite de sus seguidores, aunque no hace falta conocer la dinámica del material de partida. En la versión española repiten poniendo voces a roles principales Santiago Segura, Alex de la Iglesia y José Mota, a los que se une Macarena Gómez (la mala de la película).

Sony Animation Pictures está detrás de este lanzamiento, que cuenta con un acabado técnico loable bajo la dirección de Thurop Van Orman ('Flapjack') y John Rice ('Rick y Morty'). «En el centro de la historia nos encontramos con unos personajes que forman equipo y llevan a cabo una importante misión, lo que a su vez aporta una acción y aventura distinta de la que el público experimentó en la primera película», cuentan desde producción. 'Angry Birds 2' apuesta por el humor visual, heredado del exitoso videojuego de partida y sus múltiples versiones. El hecho de que se unan dos facciones enemigas da pie a bromas y conflictos. Por supuesto, se incorporan al grupo estelar un hatajo de nuevos personajes. «Estamos orgullosos del mensaje de la película, la importancia del trabajo en equipo y que siempre hay espacio para el entendimiento o una motivación común«, remarca el equipo del filme. «El punto fuerte de la película es que es una montaña rusa, graciosa y emotiva», añaden los directores. «Es un nuevo tipo de aventura para el espectador».