'100 días de soledad' aislado en una cabaña de la salvaje Asturias

José Díaz, ante el imponente Parque Natural de Redes./WANDA NATURA
José Díaz, ante el imponente Parque Natural de Redes. / WANDA NATURA
DOCUMENTAL

José Díaz expermientó contando en primera persona cómo es quedarse aislado en una cabaña del Parque Natural de Redes

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

El productor José María Morales, alma mater de Wanda Films, ha hecho realidad el sueño de José Díaz, un empresario asturiano prendado de la montaña, que pasó cien días en absoluta soledad en una cabaña del Parque Natural de Redes. Todas las imágenes de este documental las ha grabado su protagonista, armado con un sinfín de cámaras de última generación y hasta con un dron que le permitía filmar tomas aéreas.

Todo aquel que haya experimentado el esfuerzo de ascender un monte y el placer de coronar la cima sentirá sana envidia de Díaz, que recorre los bosques y cresterías de Redes desde finales del verano hasta las primeras nieves del invierno. '100 días de soledad' no es una epopeya de supervivencia, sino algo así como la película casera de un naturalista aficionado. Lógicamente sus imágenes no resultan tan espectaculares como las de 'Cantábrico', el documental que puso en contacto a Morales con Díaz.

Un instante del documental '100 días de soledad' (2017) contando en primera persona por José Díaz
Un instante del documental '100 días de soledad' (2017) contando en primera persona por José Díaz / WANDA NATURA

Tampoco vive un sufrimiento extremo, más allá del cansancio y los sinsabores propios de quien se autoabastece a 1.500 kilómetros de altura.A este director primerizo le pierde la majestuosidad de los planos desde la alturas, acompañados de una música que derrocha una épica que el filme no necesita. Se echan de menos más momentos de intimidad y menos observación de la naturaleza.

No basta con mencionar a un hermano muerto como motivación para perderse en la soledad si después nada sabemos de él. Tampoco hacen falta las citas grandilocuentes a Mandela para acompañar a unas imágenes que se bastan por sí mismas.