Los Emmy eligen a la heredera del trono

Un fotograma de 'Westworld'./
Un fotograma de 'Westworld'.
En serie

La ausencia de la serie sobre los 7 Reinos abre la incógnita sobre quién ganará los premios más importantes de la televisión

Mikel Labastida
MIKEL LABASTIDA

Unos Emmy sin 'Juego de Tronos' son unos Emmy con sorpresa. La superproducción de HBO había anulado en las ediciones anteriores las posibilidades de sus competidoras, que acudían a la ceremonia conscientes de que les iba a corresponder el papel de figurantes. Esta vez el juego está abierto. El invierno ha llegado y a los de los Siete Reinos no les ha dado tiempo de acudir a esta cita. Así que serán otros los que ganen esta batalla. La entrega de los premios se celebrará el día 17 y no se dibuja un vencedor claro. Mejor para todos, incluso para los propios espectadores.

¿Quién heredará el trono? Muchas miradas están puestas en 'Westworld'. Sería, por así decirlo, una heredera predecible. Se trata también de una superproducción, está ambientada en un universo ficticio con reminiscencias al pasado y pertenece a la misma cadena, HBO. ¿Cuál es su principal problema? Se estrenó hace mucho tiempo, hace casi un año (en octubre) y su recuerdo ha quedado diluido. La trama se desarrolla en un parque temático futurista, ambientado en el lejano oeste, al que sus visitantes acuden para dar rienda suelta a las pasiones. Está basada en una película que a su vez adaptaba un libro de Michael Crichton. Fue bien recibida por el público, aunque no terminó de convencer a todo el mundo. La ficción, con 22 nominaciones, daba una vuelta a esa pesadilla recurrente de robots rebelándose contra sus programadores, aunque su ambición le hizo perderse en cuestiones narrativas. Tiene una segunda temporada en marcha para 2018.

La lógica, sin embargo, invita a pensar que los académicos no van a apostar en esta ocasión por otro título cortado por el mismo patrón en el sentido de grandes escenarios, elenco poderoso y un amplio presupuesto y que su elección virará a otro clase de historia. Opciones hay. Y una de las que suena con más fuerza es 'El cuento de la criada', adaptación de la plataforma Hulu de la novela de Margaret Atwood, una distopía sobre una sociedad autoritaria en la que las mujeres pierden sus derechos y su finalidad es únicamente procrear. El relato ha encontrado lecturas que la vinculaban con países de oriente e incluso con algunas políticas anunciadas por Trump. Elisabeth Moss, que sí o sí ha de lograr el Emmy a la mejor actriz (con polémica en torno a la Cienciología incluida), es la protagonista, dando vida a una joven separada de su familia para convertirse en criada de un comandante que la usa sexualmente para aprovechar su fertilidad.

Una escena de 'El cuento de la criada'.
Una escena de 'El cuento de la criada'.

Netflix va a poner de su parte para conquistar los Emmy y juega dos buenas cartas con el fin de salir triunfante. Por un lado, 'The Crown', que ya se impuso en los últimos Globos de Oro con la puesta en escena exquisita de la vida de la reina Isabel II y, por otro, 'Stranger things', el homenaje al cine ochentero a cargo de cuatro chavales y una serie de fenómenos paranormales. Fue el pelotazo del verano anterior y sería un buen reclamo para su segunda temporada, que llega a finales de octubre.

Las cadenas generalistas están representadas en el apartado de mejor drama por 'This is us', un melodrama almibarado sobre tres hermanos cuyas vidas discurren por derroteros diferentes y se van entrelazando. Una serie sobre superación personal con grandes dosis de pastel, que ha tenido buenas audiencias aunque no descubra nada nuevo. Puede ganar si prevalece el factor novedad, pero teniendo al lado competidoras tan potentes sería una decepción. Con este panorama, las que tienen muy difícil dar la campanada son las más veteranas, 'Better Call Saul', estupendo 'spin-off' de 'Breaking Bad' al que le pesa demasiado su pariente, y una 'House of cards' en horas bajas que deambula a la deriva desde hace varias temporadas.

Todo esto se refiere a lo que a dramas corresponde, pero los Emmy van mucho más allá. Una categoría a la que se le presta bastante atención últimamente es la de 'mini-serie' o 'serie limitada', que son aquellas que se conciben para que se desarrollen con un número de capítulos concretos y sin posibilidad de extenderse. También se incluyen en este conjunto esas producciones con títulos genéricos que cada temporada cambian de argumento y/o protagonistas, como 'Fargo', 'American Horror Story' o 'True Detective'. Aquí hallamos propuestas de las más estimulantes vistas en los últimos meses. Es el caso de 'Feud', que inaugura un nuevo título antológico dedicado a enemistades universales. Abrió la veda la que mantuvieron Joan Crawford y Bette Davis, a las que han dado vida unas formidables Susan Sarandon y Jessica Lange, que tendrán que verse las caras para ganar su Emmy, ya que las dos han sido propuestas como candidatas. Repartos enfrentados por una estatuilla. Así se podría rebautizar esta categoría porque en idéntica situación se hallan Nicole Kidman y Reese Witherspoon por 'Big Little Lies', alegato a la sororidad de la mano de varias mujeres residentes en un mismo pueblo, que se enfrentan a sus miedos y a la amenaza de una sociedad que tiende a disfrazar y disimular los mayores dramas. Frente a tanto título femenino 'The Night of' pelea por hacerse ver con la particular relación que se establece entre un abogado y un chaval al que se le acusa de un crimen tras una noche aciaga que pasa con una chica. 'Fargo' este año luce bastante menos y 'Genius' se debería dar por satisfecha con la candidatura.

'Big Little Lies' y 'Feud'.

El repaso pre-Emmy termina con las comedias, con 'Veep' sentada esperando su enésimo galardón. Menos mal que este título sobre la presidenta de Estados Unidos ya ha anunciado su fin porque si no el resto de propuestas optarían por ni siquiera presentarse. Nunca hay que perder la esperanza. Y a la esperanza apelan muchos espectadores que destacan el buen hacer de Aziz Ansari en 'Master of none', que compite con una segunda temporada en la que se abordan con humor cuestiones relacionadas con el feminismo y las diferencias raciales. 'Atlanta', 'Black-ish', 'Modern Family', 'Silicon Valley' y 'Unbreakable Kimmy Schmidt' completan el palmarés provisional. El próximo domingo se resuelve la incógnita seriéfila.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos