Los múltiples rostros de Fernando Rey

El actor, que participó en alrededor de 240 películas, hubiese cumplido el 20 de septiembre cien años

Fernando Rey./
Fernando Rey.
Boquerini .
BOQUERINI .

Este próximo 20 de septiembre Fernando Rey hubiese cumplido 100 años. Su centenario es un buen momento de volver la mirada hacia la trayectoria de uno de nuestros actores más internacionales, que fue presidente de la Academia de Cine y rostro imprescindible de nuestro cine en la segunda mitad del siglo XX

Fernando Rey, de verdadero nombre Fernando Casado Arambillet (La Coruña, 20 de septiembre de 1917 –Madrid, 9 de marzo de 1994) era hijo del republicano Coronel Casado, que en los últimos meses de la guerra civil encabezó la Junta de Defensa de Madrid, enfrentándose al doctor José Negrín, jefe del gobierno de la República y rindiendo la capital a las tropas de Franco. Estudió arquitectura pero el comienzo de la guerra civil truncó sus estudios. En 1936 comienza su carrera como actor haciendo de figurante. Al acabar la guerra, Fernando y su padre son hechos prisioneros por los vencedores. A Fernando lo internan en el campo de detención improvisado en Valencia, en el estadio de Mestalla. El joven Fernando consigue escapar, subir a un tren de mercancías y llegar a Madrid. En 1940 se inicia como actor de doblaje. Pronto empieza a aparecer en el cine español de la época, sobre todo en grandes melodramas de época. Su primer papel hablado fue el de Duque de Alba en 'Eugenia de Montijo' (1944) y su consagración llega como Felipe el Hermoso en 'Locura de amor'.

Participó en unas 240 películas, entre las que se cuentan varias obras notables de Luis Buñuel, así como múltiples coproducciones europeas y norteamericanas, siendo durante los 60 y 70 el actor español más internacional. Trabajó también en series de televisión.

Premiado por los festivales de San Sebastián y de Cannes, obtuvo la Medalla de Oro de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, además de un Premio Goya al mejor actor. Fue presidente de dicha Academia desde 1992 hasta su muerte, dos años después.

Fernando Rey en cuatro trazos

El cine histórico

Fernando Rey fue el imprescindible del cine histórico español de los 50, grandes producciones de Cifesa a base de enormes decorados de cartón piedra. Entre otros ilustres personajes ha dado vida a:

-El duque de Alba en 'Eugenia de Montijo' (José López Rubio, 1944), de quien Eugenia creía estar enamorada, cuando él lo estaba de su hermana Paca.

-El infante Alfonso en 'Reina Santa' (Rafael Gil, 1947), un cruce de cine histórico y cine religioso

-Felipe V en 'La princesa de los Ursinos' (Luis Lucía, 1947), que se sitúa en la Guerra de Sucesión cuando el archiduque Carlos ataca a España para derrotar al monarca.

-Felipe el hermoso en 'Locura de amor' (Juan de Orduña, 1948), la película que consagró al actor definitivamente, con un personaje pensado inicialmente para hacer el capitán de la Reina.

-El general Palafox en 'Agustina de Aragón' (Juan de Orduña, 1950), un militar tan lleno de arrogancia como de humanidad, que vence a los franceses.

-Felipe II en 'El Greco' (Luciano Salce, 1965), un rey muy antipático para el pintor.

-Worcester en 'Campanadas a medianoche' (Orson Welles, 1966). Si encuentro con Orson Welles interpretando a Shakespeare en una mezcla de sus obras 'Ricardo III', 'Enrique IV', 'Enrique V' y 'Las alegres comadres de Windsor'.

-Lépido en 'Marco Antonio y Cleopatra' (Charlton Heston, 972), una nueva adaptación de Shakespeare en una lujosa superproducción internacional.

-El rey Gaspar en 'Jesús de Nazareth' (Franco Zeffirelli, 1976), un pepel pequeño en una superproducción bíblica

Luis Buñuel

El maestro de Calanda fue el culpable de la consagración internacional de Fernando Rey. Trabajó con él en cuatro inolvidables películas:

Don Jaime en 'Viridiana' (1961), un viejo hidalgo español, tutor de la ex novicia Viridiana por la que se siente muy atraído

-Don Lope en 'Tristana' (1970), un don Juan en declive cuya época ya ha pasado, incapaz de aceptar su caducidad como seductor, que convierte a Tristana a la vez en hija y en amante.

Fernando Rey y Silvia Pinal, en 'Viridiana'.
Fernando Rey y Silvia Pinal, en 'Viridiana'.

-Don Rafael Acosta en 'El discreto encanto de la burguesía' (1972), embajador en París de la república latinoamericana de Miranda, un hombre obsesionado con el errorismo que intenta repetidamente quedar para comer con un grupo de amigos de la alta burguesía, ocurriendo siempre algo que lo impide.

-Don Mateo en 'Ese oscuro objeto del deseo' (1977), un hombre mayor de apariencia respetable que durante un viaje en tren, desde Sevilla a París, revive la pasión sentida por una bailarina.

-Perou en 'La mujer con botas rojas' (1974), dirigida por Juan Luis Buñuel, el hijo de don Luis, con el actor como un multimillonario filántropo que odia el arte.

Éxitos internacionales

Fernando Rey es el actor español que más ha trabajado fuera de su país. En los 50 y 60 como secundario en coproducciones europeas, y desde 1971 en el cine norteamericano. Su entrada en las producciones de Hollywood se debió a una casualidad. William Friedkin pidió a su jefe de casting a "ese actor español que trabaja con Buñuel para 'French Connection'", pensado en Paco Rabal y el responsable de casting le llevó a Fernando Rey. Estos sin los principales personajes que ha interpretado en Hollywood:

-Alain Charnier en 'French Connection. Contra el imperio de la droga' (William Friedkin, 1971), un marsellés implicado en el tráfico de drogas, que viaja a Nueva York – Alain Charnier en 'French Connection II' (John Frankenheimer, 1975). De nuevo el capo de la droga, ahora perseguido por otro agente estadounidense, entre París y Marsella.

-Charles Van Maar en 'Nina' (Vincente Minnelli, 1976), un breve cameo en la que la que fue la última película de Minnelli. Una condesa, vieja, pobre y arruinada centa a la camarera de la pensión en la que vive historias fabulosas de otra época.

Fernando Rey, durante su participación en la saga 'French Connection'.
Fernando Rey, durante su participación en la saga 'French Connection'.

-Presidente Pío Socarrás en 'El viaje de los malditos', (Stuart Rosemberg, 1976) en donde un barco lleno de judíos salidos de la Alemania Nazi en 1939 llega a La Habana.

-Grigor en 'Quinteto' (Robert Altman, 1979), un juez que, en un futuro desolado, lidera un macabro juego de supervivencia

-El capitán de policía Torredo en 'Cabo Blanco' (J. Lee Thompson, 1980), un policía local de un pueblo de pescadores peruano donde se esconden unos prófugos de la justicia americana, que se deja sobornar fácilmente.

-Cardenal Santoni en 'Monseñor' (Frank Perry, 1982), el cardenal Secretario de Estado del Vaticano del que se gana la confianza un capellán estadounidense que entrará en contacto con la mafia.

-El cardenal Stefano Biondi en 'Saving Grace' (Robert M. Young, 1986), un cardenal vaticano que junto a otros dos prelados reemplazan al Papa cuando este se escapa de la Santa Sede.

El Quijote

La obra de Cervantes ha contado varias veces con Fernando Rey en diferentes personajes, incluido el propio Cervantes.

-El bachiller Sansón Carrasco, luego caballero de la Blanca Luna en 'Don Quijote de la Mancha' (Rafael Gil, 1947), una adaptación muy ortodoxa de la obra de Cervantes

-Der Herzog en la coproducción hispano franco italiana 'Dulcinea del Toboso' (Carlo Rim, 1964) en la que Rafael Albaicín era Don Quijote y María José Alfonso Dulcinea.

-El duque en la miniserie 'Don Quijote von der Mancha' (Carlo Rim, Bourdon y Louis Grospierre, 1965), cuatro episodios para las televisiones de Alemania y Francia.

Fernando Rey y Alfredo Landa en 'El Quijote'.
Fernando Rey y Alfredo Landa en 'El Quijote'.

-Felipe II en 'Cervantes' (Vincent Sherman, 1968), que recoge la vida del escritor y su creación de Don Quijote de la Mancha.

-Voz en off en la inacabada 'Don Quijote' (Orson Welles, 1970), película que después se ha intentado completar con desigual fortuna según las indicaciones que había dejado Welles.

-Don Quijote en la miniserie 'El Quijote de Miguel de Cervantes' (Manuel Gutiérrez Aragón, 1992), cinco episodios que adaptan con todo lujo de detalles la primera parte de 'Don Quijote de la Mancha'.