Las claves de 'El embarcadero', desgranadas por sus protagonistas

Verónica Sánchez, Irene Marcos y Álvaro Morte. / Irene Marsilla

Los actores Álvaro Morte, Verónica Sánchez e Irene Arcos cuentan los secretos de la nueva ficción de Movistar+ que se estrena este viernes

NOELIA CAMACHOValencia

'El embarcadero', la nueva apuesta de ficción de Movistar+ junto con la productora Vancouver y Atresmedia Studios, llega el viernes a la pequeña pantalla. El proyecto, capitaneado por los creadores de las exitosas 'Vis a vis' y 'La casa de papel', Álex Pina y Esther Martínez, está interpretado por Álvaro Morte, Verónica Sanchez e Irene Arcos. Los tres se embarcan -y nunca mejor dicho- en un 'thriller' emocional en el que los protagonistas se ven envueltos en un trío amoroso que se destapa cuando el personaje de Morte, que se pone en la piel de Óscar, fallece. Su mujer Alejandra (Verónica Sanchez) descubre su doble vida y a la mujer con la que comparte relación, Verónica (Irene Arcos).

Más información

La primera tanda de ocho capítulos, rodados en el paraje natural de la Albufera de Valencia, ha sido como dar «un salto mortal», contaron los actores durante la presentación. Sin embargo, se afanan en invitar al espectador a acompañarles en un viaje interior en el que abandonar los «prejuicios y la culpa» sobre las relaciones. ¿Se puede amar a dos mujeres a la vez? Es la pregunta inicial de una serie que ya tiene confirmada una segunda temporada. Morte, Sanchez y Arcos se sientan en 'La Butaca' para desvelar las claves del audiovisual y contar sus secretos.

¿Qué diferencia a 'El embarcadero' de otras series?

Álvaro Morte: «Lo primero, quien lo escribe: Álex Pina y Esther Martínez Lobato. Esto ya te da una garantía de que lo que vas a ver es distinto. A mí me encantaría que la gente descubriera lo que tiene de nuevo la serie. El hecho de cambiar la perspectiva de visión, de cómo se cuenta la historia aparentemente clásica de un hombre entre dos mujeres, y hacerlo desde un cambio de la perspectiva moral era algo muy difícil. Era un salto mortal. Hemos intentado, y espero que no quede pretencioso, ser los suficientemente valientes como para quitarnos prejuicios a la hora de hacerlo. me encantaría pensar que el espectador está preparado para quitarse los prejuicios a la hora de verla».

Verónica Sánchez: «Al público le va a gustar porque tiene una mezcla de tonos muy extraña y novedosa, que hace un funambulismo con las emociones. Hemos hablado de la parte emocional de la serie, con cargas muy fuertes, pero también es muy cómica. Es un proyecto muy lúdico».

Irene Arcos: «Es un 'thriller' muy luminoso. Esto es algo innovador. Cuando vemos 'thriller' estamos acostumbrados a oscuridad y aquí estamos ante una serie rodada en la Albufera de Valencia, en la que cuando se rompen los personajes lo hacen en una playa o rodeados juncos y sol».

Álvaro Morte.
Álvaro Morte. / Irene Marsilla

¿Qué ha sido lo más difícil de rodar?

Álvaro Morte: «El mismo personaje. Rodarlo ya era una cosa complicada. Yo soy absolutamente monógamo y estoy muy enamorado de mi mujer. Me costaba mucho entender como un personaje puede estar igualmente enamorado de dos personas a la vez. La forma de encontrar la clave fue entender que no las quería de la misma manera, lo hace de forma equivalente pero distinta. Álex Pina me llamó y me dijo que íbamos a hacer una historia de un tipo que le es infiel a su mujer, que se enamora de otra sin desenamorarse de ella, pero que no busca fuera de casa lo que no tiene dentro, sino que encuentra a otra persona».

Verónica Sánchez: «No ha habido artificio y el montaje es frenético. Vivíamos mucho del plano frecuencia y eso ha hecho que hayamos hecho un viaje emocional. Era como una danza».

Irene Arcos: «Es que ha sido desnudarse. No podía haber trampa ni cartón. Tenías siempre la cámara detrás de ti, era como una presencia. Tenías que acostumbrarte a vivir con la cámara siguiéndote y eso ha hecho que haya tenido que abrirme en canal y trabajar con las emociones con absoluta verdad».

Verónica Sánchez.
Verónica Sánchez. / Irene Marsilla

¿El personaje le ha cambiado? ¿Qué ha aprendido de él?

Álvaro Morte: «He aprendido mucho de él pero pienso que nuestro trabajo como actores es que sea el personaje el que remueva al público, no a nosotros. Lo inteligente es aprender de los personajes. Lo he hecho de todos ellos. He visto cosas nuevas gracias a él, más allá de tomar decisiones y de plantearme preguntas. Espero que el público también lo haga».

Verónica Sánchez: «Algo que me gusta de Alejandra es que de ese personaje torpe en los social, algo apocado, llega un momento en el que no se deja imponer por lo que fuera le dicen que tiene que sentir. Esa especie de golpe en la mesa que ella da cuando todo el mundo pretende reducir su matrimonio a la infidelidad de su marido y que todo lo que ha vivido no es verdad, que Óscar pasa a ser todo un cabrón. Ella se niega a ello, piensa que ese hombre no es una mala persona y que no puede reducir su matrimonio a ese hecho. Eso denota una madurez en ella y lucha contra esa presión social. He aprendido de su generosidad».

Irene Arcos: «Verónica es un personaje muy especial y creo que está mucho más evolucionado que alguno de nosotros a la hora de plantearse la vida y el amor. Quizás, la confianza que tiene en la vida y también la lucha que tiene interna por remontar los miedos. Esto es un trabajo que ella hace y esa capacidad de superación que tiene ojalá se me contagie. La admiro. Aunque me costó romper ciertos prejuicios con ella».

Irene Arcos.
Irene Arcos. / Irene Marsilla

¿Cómo consigue 'El embarcadero' que el público se zambulla en la historia?

Álvaro Morte: «Por dos factores: el guión y la dirección que se ha hecho. Los creadores de la serie escriben el guión a partir de lo que tu has interpretado. Y luego pones a unos grandes directores al frente, sale un proyecto como este».

Verónica Sánchez: «Es que hay un equipo detrás muy talentoso, desde la escritura del guión al equipo de rodaje. No nos dio miedo confiar ciegamente en ellos y eso se ve en la pantalla».

Irene Arcos: «Ha habido un entendernos entre nosotros y está latente. El público lo va a ver».

 

Fotos

Vídeos