'Los Espookys', una sitcom atípica

Los protagonistas de 'Los Espookys'./
Los protagonistas de 'Los Espookys'.

Producida por los responsables de 'Saturday Night Live', la serie de HBO llega con un planteamiento original: tres amigos góticos y siniestros hacen de su afición al terror una forma de vida en un país imaginario latinoamericano

Iker Cortés
IKER CORTÉSMadrid

Apuesta original la que ha hecho HBO con 'The Espookys', una sitcom atípica que se desarrolla en una pequeña localidad imaginaria de un país latinoamericano. Porque sí, a pesar de que entre sus productores están Lorne Michaels y Fred Armisen, ambos responsables del célebre 'Saturday Night Live', la serie creada por Julio Torres, que también participa en el 'Saturday Night Live' y Ana Fábrega, se desarrolla fundamentalmente en español.

¿Y de qué va?

El punto de partida es el de una joven que celebra su fiesta de 15 cumpleaños. Su tío Tico (Fred Armisen), un aparcacoches -volveremos a este asunto más adelante- llega con un regalo bajo el brazo y se queda gratamentre sorprendido por la decoración de la fiesta: un homenaje al terror que entre otras cosas contiene una tarta hecha aparentemente de vísceras y helado que el consumidor puede extraer a placer de los ojos de un monstruo. Ha sido el siniestro y gótico hermano de la joven, Renaldo (Bernardo Velasco), junto con dos amigos, Andrés (Julio Torres), responsable de las prótesis, y Úrsula (Cassandra Ciangherotti), dentista profesional, quienes se han ocupado de toda la decoración. Entusiasmado, su tío le dice que debería dedicarse a estos menesteres a tiempo completo: «Yo siempre quise estacionar coches, convierte este hobby en tu aparcar coches».

Jajajajaja... Pues sí que tiene un punto. ¿Aguanta bien?

Es pronto para decirlo. Es de HBO así que imaginate: hay un capítulo a la semana y de momento solo está el primero. Pero es verdad que el humor simplón y grotesco está ahí durante los 25 minutos que dura el piloto. El ejemplo del aparcacoches -«aprendió a aparcar antes de hablar», llegan a decir de él- está bien, pero también tiene gracia el primer encargo que consiguen los tres chavales aficionados al horror: fingir un exorcismo ante las cámaras de televisión para que el sacerdote responsable de un orfanato gane en carisma al joven y atractivo cura que acaba de llegar al centro.

Ya veo. ¿Qué tal los actores?

Este asunto es más espinoso. A ver, diría que no destaca ninguno. Quizá Andrés, pero por el punto algo más loco que tiene su personaje oscuro y distante. Pero es verdad que la 'troupe' gótica resulta atractiva. Al trío, además, se suma Tati (Ana Fabrega), una mujer sin oficio ni beneficio que necesita inmediatamente un trabajo. El primero será hacer de endemoniada, claro. En definitiva, no hay un trabajo actoral de primer orden pero es que la historia tampoco parece pedirlo.

Tengo la sensación de que no se han gastado un duro.

Y no vas desencaminado. Es una serie barata, con pocas localizaciones y que no tiene miedo a resultar, a menudo artificial, pero porque funciona más como un conjunto de 'sketches'.

¿Algo más?

Quizá esperaría a que haya un buen número de capítulos para hacer un pequeño maratón porque da la sensación de que es una buena serie para echar un par de horas muertas.

El primer capítulo de 'Los Espookys' está disponible en HBO.