'Homecoming', la deconstrucción televisiva de Julia Roberts al puro estilo Hitchcock

Julia Roberts es la protagonista de 'Homecoming' (2018)/
Julia Roberts es la protagonista de 'Homecoming' (2018)

Sam Esmail, autor de 'Mr. Robot', dirige la adaptación de este thriller psicológico que triunfa en formato podcast

Eduardo Paneque
EDUARDO PANEQUE

Cierra los ojos. Escucha atento, no pierdas de detalle: grabaciones, conversaciones, líneas de tiempo, comunicaciones interrumpidas, tu propia construcción de la realidad... Pausa. Abre los ojos y ponles cara. Delante de ti, 'Homecoming', la historia de una vuelta a casa a la que hace tres años pusieron voz Catherine Keener, Oscar Isaacy David Schwimmer y cuyos personajes han dado salto a la pequeña pantalla encarnados en Julia Roberts, Stephan James y Bobby Cannavale.

Eli Horowitz y Micah Bloomberg convierten en serie esta historia creada por Gimlet Media y que se sumó entonces al boom de los podcast, capitaneado por las aclamadas 'Serial' o 'The unexplainable disappearance of Mars Patel'. De nuevo: Pausa. ¿Serie? Si atendemos a la pelea incansable de Julia Roberts durante la promoción por rechazar el género no sabemos qué pensar. Que una estrella de Hollywood se pase a la tele ya no es noticia. Que reniegue de ello, sí. O al menos ponga ese desmesurado empeño en hacernos creer -o hacerse creer a sí misma (¿con qué fin?)- que 'Homecoming' es una película.

En su defensa, la innegable huida de lo convencional. Sam Esmail ya demostró en 'Mr. Robot' (2015-2019) que otra narrativa, otra música e incluso otros créditos, son posibles. Aquí, se apunta otro tanto, la duración. Ninguno de los diez capítulos supera la media hora, muy alejados de los dramas habituales que rondan los 40-50 minutos, por no hablar de la marca récord anunciada para la última temporada de 'Juego de Tronos' o incluso la habitual hora de las ficciones británicas (véase la recién estrenada en España, 'Bodyguard').

'Homecoming' es la historia de una conspiración. O de una paranoia. El espectador puede decidir qué es eso que queda entre los dos planos temporales en los que vivimos el día a día de Heidi Bergman (Julia Roberts). En 2018, una psicóloga en el Centro de Apoyo de Transición ayudando a los soldados que regresan de conflictos bélicos y deben reinsertarse en la vida civil; en 2022, una camarera en la marisquería del pueblo y cuyos recuerdos han sido aparentemente borrados. De su primera vida, destacan Bobby Cannavale, en el papel de gerente de las instalaciones, Stephan James (el soldado Walter Cruz), y, puntualmente, su 'mejor amigo', Dermot Mulroney; de la segunda, Sissy Spacek como madre de la protagonista.

Y además

Para despistados o los que buscan reforzar la exposición de los hechos, la transgresora combinación de formatos. A saber, rectangular (16:9 en 2018) a vertical (4:3 en 2022), ambos -mayoritariamente- en tomas largas, construyendo un sobresaliente ejercicio de filmación que empodera la historia, un thriller psicológico obsesionado por buscar cómo trasladar la claustrofobia sonora que provocaba el podcast.

La producción refuerza las diferencias apoyándose en los recursos visuales de tonos marrones y ocres que visten de elegancia y oscuridad las instalaciones del complejo donde trabaja Heidi Bergman, y que fueron protagonistas del primer tráiler de la serie. Y sigue su juego con la deconstrucción de Julia Roberts en el rol de camarera envejecida y con amnesia repentina y sobre quien no dejamos de preguntarnos: «¿Qué sucedió?».

Las respuestas se esconden tras el envoltorio artístico que rodea a este intrigante drama en el que el espectador se siente atrapado en una permanente amenaza. Sam Esmail ejerce de discípulo aventajado de Alfred Hitchcock, en lo espeluznante y en lo divertido, en lo dramático y en lo furtivo. E independientemente de si Julia Roberts lo quiere llamar segunda parte, secuela o nueva temporada, ya se han firmado nuevos episodios, incluso antes del estreno de los primeros. Eso se llama confianza, o quizá, única forma de de rentabilizar la inversión.

Los diez episodios de la primera temporada de 'Homecoming' están disponibles en Amazon Prime Video desde el 2 de noviembre de 2018.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos