'Sally4Ever', el paradigma de la anticomedia

Julia Davis y Catherine Shepherd son las protagonistas de 'Sally4Ever'./
Julia Davis y Catherine Shepherd son las protagonistas de 'Sally4Ever'.

Julia Davis, creadora de la versión original de 'Camping', escribe, dirige y protagoniza esta ficción

Eduardo Paneque
EDUARDO PANEQUE

Si una ficción romántica nos emociona, nos parece poco realista. Si sus personajes son horriblemente reconocibles... ¡qué miedo produce tanta realidad! El espectador nunca está conforme. Y puestos a criticar una cosa y la contraria: 'Sally4Ever'. En tan sólo tres capítulos ya ha tenido gags anti-amorosos deslenguados, noches de desfase y locura que (todos) hemos tenido alguna vez y muchos intentos de narrar la cotidianidad. Y aunque todo parezca mucho, paradógicamente no va demasiado lejos.

La nueva ficción de Julia Davis es el perfecto ejemplo de anticomedia, la que busca el humor romántico a través de lo extravagante pudiendo rozar lo grosero, según los umbrales de tolerancia de cada cual. Conociendo el curriculum de su creadora bien parece que asistamos a una segunda parte de su exploración sentimental que inició con 'Camping', ahora adaptada para HBO por Lena Dunham.

'Sally4Ever' es una disección de las crisis existenciales provocadas por las relaciones amorosas rutinarias y aburridas. En ese punto se encuentra Sally (Catherine Shepherd) tras diez años junto a David (Alex Macqueen) quien, en un intento desesperado de salvar la relación, le pide matrimonio. Demasiado tarde, ella ya ha encontrado junto a Emma (Julia Davis) las emociones fuertes que estaba buscando. Ésta, una narcisista tóxica de manual, pone el punto bizarro a todo el bodevil completando un relato al más puro estilo de humor británico.

Las estimables interpretaciones de todo el casting equilibran lo grotesco y sacan una sonrisa a un cruel retrato sobre vidas infelices. Pero, ¿quién no lo sería viendo ESA escena inicial de David cantando a capella 'Faith' de George Michael? Las miradas de Sally lo dicen todo: «¡Tierra, trágame!». Y sus gestos, y sus sonrisas, y su falta de ellas y cómo afronta su primer encuentro con la voraz Emma en un club nocturno.

La maestría de divertir con personajes que restan es, sin duda, una virtud. Es algo así como la anticomedia o el equivalente en San Valentín a lo que representa el Grinch en la navidad. Un retahíla de parásitos emocionales pero cargados de sentimiento de culpa. 'Sally4Ever' entra por las grietas que toda relación deja abiertas para llenar esos huecos con desolación y oscuridad. Y entre tanto aparente drama, el poder cómico que la diferencia de las demás.

Ni los discapacitados, ni los celíacos... nadie, está a salvo de la pluma de Julia Davis, cualquiera puede llevarse una sombría caricatura a través de un lenguaje y escenografía que bien podriá trasladarse al teatro. 'Sally4Ever'saca los monstruos a la luz y desepolva un montón de pesadillas que muchos tienen bien guardados en el subconsciente. O sin ánimo de ser pretenciosos: nos hace pasar un buen rato de televisión. ¡Y eso no es poco!

 

Fotos

Vídeos