'Seven Seconds', el thriller racial que esquiva los clichés del género

Regina King es la protagonista de 'Seven Seconds' (2018)./
Regina King es la protagonista de 'Seven Seconds' (2018).

La creadora de ‘The Killing’, Vera Sud, vuelve al drama criminal con la adaptación de la película rusa de 2013, ‘The Major’

Eduardo Paneque
EDUARDO PANEQUE

Siete segundos son suficientes para cambiar muchas vidas. Siete segundos son los que le lleva al agente Pete Jablonski (Beau Knapp), un policía blanco, atropellar a un joven negro, Brenton Butler. Siete segundos son los que dura la escena inicial de la serie, 'Seven Seconds'. Un asesinato accidental que los compañeros del cuerpo de Policía deciden ocultar deliberadamente. Y de aquí en adelante, muchos más de siete segundos de grandes interrogantes.

'Seven Seconds' no malgasta tiempo en la presentación de personajes. Los suelta y guía al espectador omnipresente a través de las motivaciones de cada uno de ellos. Lo que ya propuso 'The Sinner' pero, a diferencia de esta, bien hecho. Tampoco parece muy original que un thriller criminal gire en torno al racismo pero interpretaciones como las de Regina King o Beau Knapp hacen que valga la pena. Ni por supuesto la inquietante reflexión que sobrevuela desde los primeros siete segundos: ¿cuánto valor tiene una vida? ¿cuántos asesinatos quieren hacerlos pasar como accidentes, especialmente cuando se trata de niños pequeños?

La inacción como respuesta. «Delitos con coche» o «no necesitan respuestas» dice un supervisor de policía intentando reducir a eso la investigación. Eso es la serie. Eso cuenta, las lagunas de una sistema que no protege a los más débiles por cuestión de raza, sexo o edad.

Michael Mosley es otro de los protagonistas de 'Seven Seconds' (2018).
Michael Mosley es otro de los protagonistas de 'Seven Seconds' (2018).

Desde que pasan los primeros 'siete segundos' es bastante probable que el espectador se haga una idea sobre cómo va a acabar la serie máxime cuando se sabe de inmediato quién cometió el crimen (y como se ocultó). Y, aún así, interesa. Porque 'Seven Seconds' no oculta en ningún momento que aquí no solo hay un crimen, hay una historia sobre racismo y la corrupción policial. Porque lo que no sabemos tras esa escena inicial es: ¿cuántas vidas se destruirán peleando para que se haga justicia al joven Brenton?

No faltan los referentes recientes

La creadora, Vera Sud, se ha fijado esta vez en una película rusa, 'The Major', presente en el Festival de Cannes de 2013. Su director, Yuri Bykov, reconocía que todo partía de la pregunta: ¿Denunciarías ante la policía a tu pareja si atropellase accidentalmente a un niño? La respuesta, que marcará el devenir de los personajes en la trama, agradece la solidez de un guion que aborda sin miedo ni complejos temas difíciles.

La nueva versión intenta mantener esa doble lectura sombría y de esperanza encerrada en un clímax de angustia y melancolía que ya supo mostrar en su anterior adaptación, entonces del mercado sueco, 'The Killing'. Si esta pecó de alargar una agotada trama durante dos temporadas, los diez capítulos que nos ocupan, garantizan un adecuado metraje. No es el único parecido razonable que encontrán los seguidores de ambas ficciones: la relación entre la fiscal K.J. Harper (Clare-Hope Ashitey) y el Joe Finaldi 'Fish' (Michael Mosley) evoca lugares comunes de personajes individualmente rotos y dramáticamente unidos.

Si 'The Major' hace las veces de madre de la 'criatura' y 'The Killing' su hermana mayor, 'American Crime' parecería el lugar donde fue gestada porque las temporadas antológica-denuncia sobre violencia y corrupción policial, racismo e incluso igualdad ante la ley están ahí para los que rebusquen más material que no ha tenido mucha cabida en el mercado televisivo nacional.

'Siete segundos' quiere que el espectador busque culpables, quiere que busque justicia. O reflexione sobre ella porque, nuevamente, ¿alguien la consigue?

Los diez capítulos que componen la primera temporada de 'Seven Seconds' están disponibles desde el 23 de febrero de 2018 en Netflix.