'Wanted', dos fugitivas a la carrera

Rebecca Gibney y Geraldine Hakewill, protagonistas de 'Wanted'.

El deseo de sobrevivir empuja a Lola y Chelsea, dos absolutas desconocidas, a usar sus fuerzas para salvar el pellejo en la nueva serie de Netflix

Nuria Nuño
NURIA NUÑO

Dos extrañas atrapadas en el oscuro maletero de un coche de alta gama. Tratan de comunicarse entre susurros mientras una de ellas lucha por no sucumbir al pánico; aunque finalmente se deja vencer por el miedo y verbaliza su mayor temor: "Vamos a morir".

Tras este inquietante arranque, el espectador tiene la oportunidad de ir descubriendo quiénes son esas mujeres inmersas en una situación que no pinta nada bien.

Una de ellas responde al nombre de Lola (Rebecca Gibney). Trabaja como cajera en un supermercado y no se muestra especialmente simpática con los compradores. Más bien al contrario; su lado borde le causa más de un problema con la clientela y, por extensión, con sus jefes.

La más joven se llama Chelsea (Geraldine Hakewill) y es una estirada contable, hipocondríaca y obsesionada por la limpieza, que mantiene una anodina relación con su novio, más interesado en los videojuegos que en mantener una charla con ella.

Son dos absolutas desconocidas, de mundos y caracteres diametralmente opuestos, pero que tienen una misma rutina: cada noche coinciden en una solitaria parada de autobús.

Pese a que llevan varios meses compartiendo esa marquesina, nunca se han dirigido la palabra. Esa circunstancia, sin embargo, cambiará una de esas jornadas en las que ambas aguardan la llegada del urbano para regresar a casa, cuando un coche se abalanza sobre ellas. Segundos después, descubren que el conductor está malherido. Cuando tratan de ayudarle, surge en escena otro vehículo con dos encapuchados que acaban con la vida del misterioso joven, mientras a ellas las encañonan y amenazan con quitarles la vida; simplemente, por haber tenido la mala fortuna de estar en la hora y lugar inadecuados. La situación se complica –suele ocurrir cuando hay armas de por medio- y acaban siendo secuestradas y obligadas a meterse en el maletero del coche.

De este modo tan trepidante comienza 'Wanted' (el popular ‘Se busca’, traducido del inglés); una serie con sello australiano, cuyas dos primeras temporadas acaban de añadirse al catálogo de Netflix en España.

Y es que a Lola y Chelsea, tras librarse de su captor, no les queda otra que emprender una tortuosa huida. ¿El motivo? Que estas dos mujeres a la carrera pasan de ser testigos y víctimas a estar consideradas como las principales sospechosas de un asesinato; en una trama en la que no faltarán mafiosos, policías corruptos y algún que otro matón a sueldo.

En su descomunal fuga a través de las polvorientas tierras australianas, estas fugitivas tienen que aprender a confiar la una en la otra, pese a los prejuicios, recelos y secretos que condicionan su relación. Pero el deseo de sobrevivir, cueste lo que cueste, será más fuerte que la desconfianza mutua y su antagónico modo de afrontar los numerosos obstáculos que se van cruzando en su camino.

Referentes 'de cine'

Su relación y la huida hacia delante a la que se ven abocadas recuerdan inevitablemente a un clásico del cine: 'Thelma & Louise' (1991). Esta 'road movie' protagonizada por Geena Davis y Susan Sarandon se convirtió, casi desde su estreno, en todo un mito del movimiento feminista. La película, dirigida por Ridley Scott, no fue ajena a la polémica y suscitó un intenso debate. Entre otras cuestiones, porque la trama la encabezaban dos heroínas que respondían con armas a la violencia machista; un tema que, en cierto modo, está presente en 'Wanted'.

Ese filme marcó también un antes y un después a la hora de mostrar a dos mujeres en un género hasta entonces exclusivamente masculino. De hecho, la guionista Callie Khouri, que recibió el Oscar al mejor guion original por este trabajo, confesó que desarrolló la historia al ver que las películas americanas no creaban buenos papeles para mujeres, en concreto, aquellos que permitían a los personajes tomar sus propias decisiones y controlar su destino. "Como cinéfila, he sido alimentada por el papel pasivo de las mujeres. No conducían la historia porque no conducían nunca el coche", resumió entonces Khouri.

'Thelma y Louise', un referente para 'Wanted'.
'Thelma y Louise', un referente para 'Wanted'.

En 'Wanted', ellas no sólo conducen todo tipo de vehículos, sino que también toman el volante y las riendas de sus atribuladas vidas. Así, logran enganchar a la audiencia, que disfruta viendo una serie con sorprendentes giros de guion; y que brinda un refrescante cambio. Y lo hace gracias a dos personajes femeninos interesantes, creíbles y que no caen en la caricatura mientras tratan de adaptarse a circunstancias extremas. En esta tarea, ha contribuido por partida triple Rebecca Gibney, que ejerce como creadora y productora de esta propuesta, en la que, además, encarna a Lola. Una mujer madura que viene a representar a un colectivo frecuentemente ignorado en las producciones televisivas y cinematográficas.

Por suerte, 'Wanted' ha llegado para revertir esa flagrante tendencia de desigualdad de género que sigue existiendo al dibujar personajes femeninos. Una tarea en la que, curiosamente, desde hace años está embarcada la inolvidable Thelma a través del Instituto Geena Davis de Género en los Medios. Esta entidad, fundada por la actriz en 2006, acomete investigaciones y estudios para luchar contra el sexismo y, de paso, contribuir en la misión de que los personajes interpretados por mujeres no sean unidimensionales, estereotipados, marginados, hipersexualizados o, simplemente, invisibles.