Los alumnos planifican semanas de estudio y trabajo

Los estudiantes disfrutan del buen tiempo en el campus. /
Los estudiantes disfrutan del buen tiempo en el campus.

Muchos de ellos tienen asignaturas pendientes y ven conveniente ganar algo de dinero para costear la matrícula

J. C. R.

Lo raro es encontrar un solo estudiante que haya decidido dedicar las vacaciones al completo asueto. Siempre hay cosas que hacer. Quien no tiene que estudiar las asignaturas suspensas tiene planificado ampliar la formación o alcanzar allá donde no puede durante el curso. Los programas intensivos de idiomas son una de las opciones elegidas por muchos. Otros opinan que la mejor manera de aprender otra lengua es viajar al país donde se habla. Y con la situación económica como está, y el precio de las matrículas en las cifras de hoy, para muchos es indispensable trabajar unas semanas para hacer un dinero con el que ayudar a sufragar los gastos de los estudios.

ver más

«No queda más remedio, hay que trabajar. Al final es una pescadilla que se muerde la cola porque no tienes tiempo de descanso. En invierno estudias para aprobar y en verano trabajas para pagarte las matrículas de las asignaturas del año próximo. La cosa está difícil y así estamos todos», lamenta Jéssica Gómez, alumna de Historia.

«En mi caso el objetivo número uno es estudiar la asignatura que he dejado para septiembre y trabajar un poco el italiano. El curso próximo quiero irme de Erasmus a ese país y necesito un nivel básico para que me concedan la beca», afirma María Bustillo, también alumna de Historia. Ambas critican la escasa oferta de becas que se conceden cada año. «Además, quizá están infladas. Te dan 2.000 euros para pagar la matrícula y te sobra más de la mitad», denuncian. «Deberían dar más becas y de menos dinero».

En Educación las cosas se ven de manera parecida. «El verano es para estudiar. No en julio, pero sí en agosto. Y si se puede trabajar y ganar algo de dinero, mejor que mejor», sentencia Miguel Rodríguez, de Educación.

 

Fotos

Vídeos